La CIA posee una grabación en la que el príncipe heredero de Arabia Saudita da la orden de silenciar a un periodista saudita, según diario turco

El medio aseguró que la directora de la CIA, Gina Haspel, "señaló" durante su viaje a Ankara del mes pasado la existencia de una grabación de una conversación telefónica.

El diario turco Hurriyet informó que la CIA tiene una grabación de una llamada telefónica en la que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salmán, da la orden de silenciar al periodista saudita Jamal Khashoggi, que fue asesinado en el consulado de Estambul por agentes sauditas.

En una columna publicada este jueves, el periodista del diario Hurriyet, Abdulkadir Selvi aseguró que la directora de la CIA, Gina Haspel, “señaló” durante su viaje a Ankara del mes pasado la existencia de una grabación de una conversación telefónica entre el príncipe heredero de Arabia Saudita Mohamed Bin Salmán y su hermano Jaled bin Salmán, embajador del reino en Washington.

En ella, según fuentes citadas por el periodista, los dos príncipes hablan sobre el “malestar” generado por las críticas de Khashoggi a la Administración saudita. En concreto, a Bin Salmán “se le escucha dar una orden para silenciar a Jamal Khashoggi cuanto antes”. “El subsiguiente asesinato es la confirmación definitiva de esta orden”, afirma Selvi en su nota.

El periodista turco advirtió además de que, en el caso de que finalmente se lleve a cabo una investigación internacional sobre la muerte de  Khashoggi, podrían surgir más pruebas de este tipo porque “la CIA tiene más grabaciones telefónicas”. Khashoggi desapareció el 2 de octubre cuando acudió al consulado de Estambul para hacer las gestiones necesarias para casarse. En un principio, Arabia Saudita aseguró que había salido sano y salvo de la oficina consular, pero al final reconoció que murió dentro.

Según la versión de la Fiscalía saudita, un grupo de agentes enviados por Riad para persuadirle de que regresara al reino árabe, entre ellos varios militares y expertos forenses, se excedió en el uso de la fuerza y acabó matando al colaborador del Washington Post. Las informaciones periodísticas apuntan a que Khashoggi fue descuartizado y un “colaborador” turco se deshizo de sus restos.

La Fiscalía saudita ha detenido a varios sospechosos y ha pedido la pena de muerte para cinco de ellos. Riad ha negado cualquier conocimiento de los hechos por parte del príncipe heredero.


Las Más Vistas