La Justicia ecuatoriana llamó a juicio al expresidente Rafael Correa por su presunta participación en el secuestro de un opositor – Teledoce.com

La Justicia ecuatoriana llamó a juicio al expresidente Rafael Correa por su presunta participación en el secuestro de un opositor

El exmandatario, radicado en Bélgica, enfrenta desde julio una orden de prisión preventiva.

“Realmente es un momento muy emotivo después del sufrimiento que hemos vivido durante muchos años, que hoy al fin el poder político, las mafias que siempre han gobernado este país no hayan podido tener injerencia en una decisión judicial”, manifestó el exdiputado acusante, Fernando Balda.

El exmandatario, que sigue en libertad en Bélgica, enfrenta desde julio una orden de prisión preventiva. Pero sólo podrá ser enjuiciado si es detenido o si se presenta ante el tribunal porque la ley impide un proceso en ausencia por este delito que se castiga hasta con 7 años de cárcel.

“Cuando uno es llamado a juicio, tiene orden de prisión preventiva, y ha decidido no entregarse, no dar la cara, la ley establece que tiene que ser declarado prófugo de la justicia y así ha sido declarado, es decir, hoy es un prófugo más de la justicia, lamentablemente no quiere asumir sus responsabilidades en un juicio”, sostuvo Felipe Rodríguez, abogado de Fernando Balda.

El llamado a juicio incluye además a dos exagentes que están detenidos y a Pablo Romero, exjefe de la secretaría de inteligencia, que está en España. La Justicia mantiene el pedido de circular roja de Interpol con fines de extradición para Correa y Romero. El juzgado ordenó la suspensión de la etapa de juicio para ambos hasta que sean capturados o se entreguen. Desde Bélgica, el expresidente Correa denunció hoy una “persecución política” después que la justicia ecuatoriana decidiera llamarlo a juicio, una decisión contra la que aseguró que dará la batalla ante la justicia internacional.

“Como no nos pueden ganar en las urnas, como no nos pueden derrotar, buscan todas estas excusas tremendamente graves”, es una “persecución política”, aseguró Correa en una entrevista a la agencia AFP en Bélgica, donde reside desde que terminó su mandato, en mayo de 2017.


Las Más Vistas