La región italiana de Lombardía impondrá desde el jueves el toque de queda desde las 23:00 hasta las 05:00

La medida busca frenar el número de contagios de Covid-19, que se ha disparado en las últimas semanas y que está produciendo los primeros problemas en su servicio sanitario.

El presidente de Lombardia, Attilio Fontana, explicó que los alcaldes de la región habían solicitado este tipo de medida para evitar que aumenten aún más los contagios y que se ha pedido la autorización al Gobierno para aplicarla.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ya adelantó que el Gobierno aprobará la medida.

"Hemos decidido emitir una disposición que desde las 23.00 a las 5.00 se cierran las actividades y la gente esté en casa y que, salvo en caso de emergencias o trabajo o salud, no puedan circular por las calles de Lombardía para intentar frenar una de las causas del contagio que se ha reiniciado y que son las reuniones en la noche, las fiestas y todo aquello que no se puede controlar porque no podemos tener un número suficiente de policías y agentes", explicó Fontana.

También se ha dispuesto cerrar los centros comerciales los sábados y domingos.

Fontana agregó "que las proyecciones de los expertos sobre la marcha del virus en la región han resultado ser ciertas y nos invitan a ser muy cautelosos y temer que dentro de 15 días, es decir, para fin de mes, tendremos una situación que, aún no será de colapso en los hospitales, pero que será un desafío".

El presidente de Lombardía adelantó que también abrirán el hospital que instalaron en los edificios del centro de eventos de Milán.
Según algunos informes, el 31 de octubre podría haber en Lombardía unos 600 hospitalizados en cuidados intensivos y hasta 4.000 ingresados.
En Lombardía, solo en las últimas 24 horas, se registraron 1.687 nuevos positivos.


Las Más Vistas