Michel Temer dijo que gobierna Brasil como si Dilma Rousseff fuera a ser destituida de forma definitiva

En tanto, el presidente interino inauguró una importante línea de metro, a cuatro días de que empiecen los Juegos Olímpicos.

La nueva línea del metro de Rio abrirá al público este lunes, cuatro días antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos.

Y será crucial durante los 17 días de competición para trasladar a miles de espectadores entre los barrios de Ipanema y Barra de Tijuca, centro neurálgico del gran evento deportivo.

Después de meses de atrasos, el presidente interino de Brasil, Michel Temer, inauguró la Línea 4 este sábado junto a las autoridades de Rio.

“A partir del 5 [de agosto] Rio de Janeiro pasa a ser la capital del mundo y todo el mundo le dará un aplauso”, indicó el mandatario interino en la ceremonia de inauguración, junto al presidente del COI, Thomas Bach, y la presidenta de la comisión de coordinación para los Juegos, Nawal El Moutawakel.

La movilidad era una de las principales preocupaciones de la organización de los Juegos. Y no era para menos. Rio de Janeiro tuvo que modernizar su sistema de transporte, hasta hace poco desbordado, vetusto y obsoleto.

Se creó un tranvía eléctrico en el centro y se pusieron en marcha varias líneas de autobuses articulados por carriles exclusivos (BRT).

A pesar de que la posibilidad de que el metro no estuviera listo era alta, finalmente operará y aunque el sistema no es perfecto, es suficiente para los Juegos Olímpicos.

Como si Dilma no volviera

En un encuentro que mantuvo antes de la inauguración con la prensa, Temer dijo que gobierna como si Dilma fuera a ser destituida de forma definitiva y que Brasil progresó mucho en los 72 días que lleva como presidente, luego de que Rousseff fuera suspendida por el Congreso.

En tanto, al ser consultado sobre las elecciones del año 2018, fue tajante y aseguró que no será candidato.

(AFP)


Las Más Vistas