Migrantes centroamericanos se enfrentaron con guardias nacionales mexicanos al intentar cruzar a México

La mayoría de los migrantes eran hondureños e intentaron cruzar el río fronterizo Suchiate.

Escenas de caos se vivieron este lunes en la frontera entre México y Guatemala. Cientos de centroamericanos se lanzaron a cruzar el río Suchiate, que divide a ambos países. Guardias Nacionales mexicanos los repelieron con gases lacrimógenos.

Los migrantes, en su mayoría hondureños, llegaron en la madrugada al cruce fronterizo luego de que las autoridades guatemaltecas les permitieron ingresar al puente internacional Rodolfo Robles. Los centroamericanos pidieron a agentes migratorios paso libre por México en su intento por llegar a Estados Unidos, pero ante la falta de respuesta se lanzaron al río desde la localidad guatemalteca de Tecún Umán.

Según las autoridades guatemaltecas la llamada caravana 2020 está integrada por más de 3.000 personas, que salieron el martes pasado del norte de Honduras y a quienes se sumaron guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses. Entre los cientos de integrantes de la caravana que buscan llegar a Estados Unidos para escapar de la violencia y la pobreza, hay un grupo de la comunidad LGBTI que marcha para huir de la discriminación, un flagelo adicional.

“Yo me vengo de Honduras por las personas que discriminan a uno, lo golpean, lo maltratan y la verdad allá ni trabajo le quieren dar a uno solo por que es gay”, dijo una migrante transgénero de Honduras.

“Aparte que la mayoría de nosotros sufrimos de violencia, discriminación, no tenemos opción de estar en nuestro país y queremos llegar a Estados Unidos porque Estados Unidos nos va apoyar como comunidad”, sostuvo un migrante de Honduras.

Otros, como Kevin, tienen como meta quedarse en México.

“Nos vemos en la necesidad de migrar a otro país por ejemplo México que es un país que tiene más tolerancia hacia nosotros”, afirmó Kevin De León, un migrante de Guatemala.

El grupo de la comunidad LGBTI huye de la discriminación, pero en la misma caravana la sufren por momentos, cuando otros migrantes les silban o les gritan cosas.

AFP


Las Más Vistas