Miles de simpatizantes del expresidente Lula Da Silva pidieron su liberación este domingo

Se manifestaron en los alrededores de la cárcel de Curitiba, entre otros puntos, donde se encuentra preso por causas de corrupción.

Varios miles de simpatizantes del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pidieron su liberación este domingo frente a la cárcel de Curitiba, en la que está preso por corrupción desde hace exactamente un año, y en otras ciudades de Brasil y del mundo.

Entre los manifestantes había varios líderes del Partido de los Trabajadores y representantes de organizaciones afines, que se concentraron en una estación de autobús y marcharon unos dos kilómetros hacia la sede de la Policía Federal, donde está la cárcel, entre gritos de “Lula libre” y consignas contra el actual presidente Jair Bolsonaro.

El expresidente defiende su inocencia y considera su encarcelamiento una farsa judicial, según una carta leída frente a la cárcel por la presidenta del PT.

“Hace exactamente un año estoy aislado en una celda de una prisión en Curitiba. Nunca presentaron una prueba contra mí. Soy preso político exiliado dentro de mi propio país, separado del pueblo brasileño”, leyó la presidenta del PT Gleisi Hoffmann.

El exmandatario fue condenado en primera y segunda instancia por corrupción pasiva y lavado de dinero, como beneficiario de un apartamento puesto a su disposición por constructoras para obtener contratos en Petrobras. En febrero de este año, fue sentenciado a otros doce años y once meses, al considerar que obtuvo reformas en una propiedad, igualmente a cambio de contratos en la petrolera estatal.

Si esta pena es ratificada en segunda instancia, sus condenas sumarían 25 años. Pero bajo la ley brasileña podría gozar de un régimen semiabierto con cuatro años cumplidos, un sexto de la sentencia, siempre que no sea condenado en otro de los procesos que tiene abiertos.


Las Más Vistas