Mueren ocho civiles en nuevos bombardeos del régimen sirio contra un feudo yihadista

La provincia de Idlib y zonas en las provincias vecinas de Hama, Alepo y Latakia, controladas por Hayat Tahrir Al Sham (HTS), la exrama siria de Al Qaida, son el escenario desde finales de abril de feroces enfrentamientos.

Al menos ocho civiles murieron este jueves en los bombardeos aéreos realizados por el régimen de Damasco en el último feudo yihadista en el noroeste de Siria, donde continuaban los combates entre grupos islamistas radicales y fuerzas progubernamentales, indicó una oenegé.

La provincia de Idlib y zonas en las provincias vecinas de Hama, Alepo y Latakia, controladas por Hayat Tahrir Al Sham (HTS), la exrama siria de Al Qaida, son el escenario desde finales de abril de feroces enfrentamientos.

Los bombardeos realizados por el ejército sirio provocaron este jueves al menos la muerte de ocho civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que dispone de una amplia red de fuentes de información.

Según esta oenegé, 23 civiles murieron el miércoles a causa de los bombardeos de las fuerzas favorables a Bashar Al Asad, doce de estas víctimas se produjeron tras una explosión en un mercado lleno de gente por el final del ramadán.

En la localidad de Kafr Aweid, en la provincia de Idlib, los ataques aéreos del jueves destruyeron la fachada de varios edificios, y los escombros se amontonaban en el interior, constató un fotógrafo de la AFP.

Dos niñas murieron en esos ataques, según la OSDH.

En uno de los lugares bombardeados, el fotógrafo de la AFP vio a un niño que corría en lágrimas y con manchas de sangre en los pies.

Las fuerzas del régimen se confrontaron el jueves por tercer día consecutivo con combatientes del HTS en la provincia de Hama, donde los grupos yihadistas emprendieron una contraofensiva en la localidad de Kafr Nabuda. Murieron al menos 17 combatientes, entre los que había 11 yihadistas, según el OSDH.

En total, más de cien combatientes murieron desde el martes en estos afrontamientos en la región de Kafr Nabuda, indicó la misma fuente.

Las fuerzas del régimen sirio habían recuperado la ciudad de Kafr Nabuda el 8 de mayo pero el miércoles los yihadistas conquistaron de nuevo una gran parte.

Idlib y sus alrededores fueron objeto de un acuerdo en septiembre de 2018 entre Rusia y Turquía sobre una “zona desmilitarizada” para evitar una ofensiva de envergadura.

Pero desde fines de abril, las fuerzas del régimen y las de Rusia intensificaron sus ataques aéreos contra varias ciudades en el sur de Idlib y el norte de Hama.

El viernes, la ONU advirtió del riesgo de una “catástrofe humanitaria” en Idlib, durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad.

Desde finales de abril, más de 200.000 personas huyeron de los combates, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH).

En Siria la guerra iniciada en 2011 ha causado más de 370.000 muertos y la huida de millones de personas.

(AFP)


Las Más Vistas