Netanyahu tilda de “caza de brujas” las acusaciones de corrupción en Israel – Teledoce.com

Netanyahu tilda de “caza de brujas” las acusaciones de corrupción en Israel

Las investigaciones que se ciernen sobre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, o sus allegados giran en torno a todo tipo de delitos, desde presuntas donaciones de champán a intercambios de favores entre gobernantes y empresarios o un intento de colusión con la prensa.

El primer ministro proclama su inocencia y denuncia una “caza de brujas” contra él y los suyos.

El jueves, el fiscal general Avichai Mandelblit informó a Benjamin Netanyahu de su intención de acusarle por corrupción, fraude y abuso de confianza en los casos abiertos contra él.

– Cigarros y champán –

En el primer caso (llamado tambien “caso 1000”), Netanyahu y miembros de su familia son sospechosos de haber recibido sobornos por 750.000 séqueles (USD 240.000) de Arnon Milchan, un productor israelí de Hollywood, y por 250.000 séqueles (USD 72.000) de James Packer, un millonario australiano.

Estos sobornos se materializaron bajo forma de cigarros, botellas de champán, y joyas, distribuidos entre 2007 y 2016, a cambio de favores financieros personales.

Netanyahu asegura que lo único que hizo fue aceptar regalos de sus amigos, sin haberlos pedido.

El fiscal general se plantea acusarlo de fraude y abuso de confianza.

– Mediagate –

En el “caso 2000”, la policía sospecha que Netanyahu intentó un acuerdo con el propietario del diario Yediot Aharonot, Arnon Moses, para obtener una cobertura más favorable de este gran rotativo israelí de pago, a menudo acusado por el primer ministro de estar en su contra.

A cambio, Netanyahu habría propuesto la posibilidad de hacer votar una ley que limitaba la distribución del Israel Hayom, un diario gratuito y principal competidor del Yediot Aharonot, y prohibir su publicación el fin de semana.

La policía se basa en el testimonio de Ari Harow, un exjefe de gabinete de Netanyahu, que aceptó dar su testimonio a cambio de mayor clemencia en caso de ser procesado.

Netanyahu asegura que él era el principal oponente a la ley en cuestión y que incluso provocó las elecciones anticipadas de 2015 para bloquearla.

Por este caso, el primer ministro podría ser acusado de fraude y abuso de confianza.

– El caso Bezeq –

El “caso 4.000” se presenta como el más peligroso para Netanyahu. Allegados del primer ministro, Shlomo Filber, presentado como uno de sus hombres de confianza, y Nir Hefetz, exportavoz personal de los Netanyahu, también aceptaron cooperar con la policía.

Entre los otros investigados se encuentran Shaul Elovitch y Stella Handler, otrora principal accionista y presidente de Bezeq respectivamente, el mayor grupo israelí de telecomunicaciones.

Se están investigando las sospechas de favores gubernamentales que podrían haber reportado cientos de millones de dólares a Bezeq, a cambio de una cobertura benevolente para Netanyahu por parte de Walla, un portal de información propiedad de Elovitch.

En el corazón de la investigación se encuentra la fusión entre Bezeq y el proveedor de televisión por cable Yes en 2015, que requería del aval de las autoridades de control, justo cuando Netanyahu estaba al frente de la cartera de Comunicaciones.

Frente a las acusaciones, Netanyahu alega que la fusión Bezeq-Yes fue validada por los servicios del ministerio y las autoridades de control como pertinente, y niega que Walla le dedicara una cobertura privilegiada.

Por este caso, se plantea una acusación por corrupción, fraude y abuso de confianza.

El fiscal general decidió cerrar “el caso 4000” en lo tocante a Sara y Yair Netanyahu, esposa e hijo del primer ministro.

(AFP)


Las Más Vistas