Se cumple un año del primer caso de Covid-19 detectado en el mundo

Investigaciones realizadas en China a principios de 2020 apuntaron que el 17 de noviembre de 2019 se habría registrado lo que se conoce como el paciente cero, portador del nuevo coronavirus.

En su momento los informes se referían a la enfermedad como "una extraña neumonía" que afectaba a China y que se manifestaba de manera peculiar, distinta a otros virus existentes.

Según ese informe el paciente cero habría sido un hombre de 55 años que vivía en la ciudad de Wuhan en la provincia de Hubei, un lugar que hoy se sabe fue el epicentro de la pandemia.

Pero esta información no se conoció de inmediato sino varios meses después de que en China explotara el brote. Miembros de la comunidad médica hablaban bajo reserva de identidad y aseguraban que en China desde diciembre se sabía que luchaban contra una nueva enfermedad, pero no se había advertido al resto del mundo.

Recién en enero de 2020 se informó oficialmente que existía un brote en la ciudad de Wuhan y se comenzaron a tomar ciertas medidas. Para entonces el virus ya había recorrido aeropuertos, autos, ómnibus y estaciones de tren. Había llegado a diversos países, sobre todo cercanos a China. La verdadera expansión comenzó algunas semanas después, con casos en Europa, Estados Unidos y, por último, América del sur.

El 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia por coronavirus, tras varios amagues previos que no se concretaron.

Desde entonces hasta ahora mucho ha cambiado, y la normalidad post Covid-19 se parece poco a la vieja normalidad.

Más de un millón 300 mil murtes, decenas de millones de internaciones, confinamiento, cierre de comercios, suspensión de actividades y centros de estudios y la crisis económica y social que trajo aparejada.

A un año del caso cero el mundo se enfrenta ahora a una segunda ola de la enfermedad y aguarda que se concrete la aprobación de varias vacunas que prometen devolver la esperanza después de muchos meses de incertidumbre.

El origen concreto de la enfermedad todavía se desconoce al principio se habló de contagio en un mercado exótico de venta de animales vivos y muertos en Wuhan y se culpó al murciélago como el agente de contagio, también se acusó a laboratorios chinos de crear la enfermedad. Lo que se sabe con certeza es que es un virus de la familia de los Sars que pasan del animal al hombre y que la mutación se habría dado naturalmente y no en laboratorio.

 


Las Más Vistas