Temer calificó de “irresponsable” y “criminal” la acusación que lo vincula con el caso Petrobras

El jueves se confirmó la renuncia del ministro de Turismo, el tercero del gabinete del presidente interino de Brasil que renuncia a un mes de su asunción.

Una funcionaria de la Presidencia brasileña confesó la noticia: el ministro de Turismo Henrique Alves presentó su renuncia al presidente interino Michel Temer a través de una carta en la que afirma que no quiere generarle problemas al gobierno y que el momento que vive el país exige actitudes personales en pos del bien supremo. Dice también que está seguro de que las denuncias que lo implican serán esclarecidas.

Alves es el tercer ministro del gabinete de Temer que renuncia desde la asunción del gobierno interino hace poco más de un mes, el 12 de mayo, tras la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff para someterla a juicio político en el Senado. El cambio en la cartera de Turismo se produce a 50 días de que Río de Janeiro reciba cientos de miles de turistas con motivo de los Juegos Olímpicos de agosto.

El jerarca renunciante pertenece al PMDB, el partido de Temer, y fue acusado ante la Justicia por el empresario Sérgio Machado de haber cobrado casi US$450.000 dólares en sobornos entre 2008 y 2014. El contenido de la delación realizada ante los fiscales por Machado, expresidente de la subsidiaria de Petrobras llamada Transpetro, se conoció el miércoles y sacudió el escenario político brasileño una vez más, al vincular al propio Temer con un pedido de dinero ilícito en 2012.

En las últimas horas, el presidente interino calificó de “irresponsable, liviana, mentirosa y criminal” la acusación de Machado, la primera vez que Temer se ve directamente involucrado con el escándalo de corrupción en Petrobras. “No vamos a tolerar afirmaciones de esa naturaleza”, dijo el mandatario interino en un discurso al respecto.


Las Más Vistas