Tras atentado en Tel Aviv, Israel canceló permiso de visita a Jerusalén a más de 83.000 palestinos

Este mes es el Ramadán, pero tras las cuatro muertes del miércoles el gobierno de Netanyahu endureció su postura.

Tras el atentado a manos de dos palestinos que mató a cuatro personas en Tel Aviv, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu anunció que tomará medidas ofensivas y defensivas. El ejército israelí anuló ya todos los permisos de viaje, en especial para acudir a la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén. Se habían concedido permiso a unos 83.000 palestinos con motivo del mes de Ramadán.

Las autorizaciones para visitar a familiares en Israel desde Cisjordania y la franja de Gaza para acudir a rezar a la explanada de las mezquitas en la ciudad santa también fueron canceladas.

El ejército decidió reforzar su presencia en el territorio ocupado de Cisjordania, con el envío de dos batallones que se sumarán a los ya desplegados. Unidades militares cercaron de mañana a la localidad de la que venían los dos primos palestinos que perpetraron el ataque en el restaurante de Tel Aviv ubicado frente a las sedes del Ministerio de Defensa y del Estado Mayor.

Los soldados tomaron medidas para la demolición urgente de las viviendas de los atacantes, en caso de que las autoridades aprueben la medida punitiva; algo que es habitual en los atentados con víctimas.

Ambos agresores fueron detenidos. Uno de ellos fue herido y el otro atrapado cuando trataba de huir; en el exterior del restaurante donde perpetraron el ataque. Se habían vestido con traje y corbata y actuaron como clientes normales hasta que en forma repentina comenzaron a disparar y cundió el pánico, según contó el gerente del establecimiento.


Las Más Vistas