Trump le otorgó el perdón a un exteniente estadounidense condenado por asesinar a un detenido iraquí

La decisión del presidente de Estados Unidos provocó controversias entre grupos de derechos civiles.

El presidente Donald Trump otorgó el perdón al exteniente estadounidense Michael Behenna, quien había condenado en 2009 por asesinar a un detenido iraquí; una decisión que provocó controversias el martes con grupos de derechos civiles.

En un comunicado el lunes por la noche, la Casa Blanca dijo que la decisión es “totalmente merecida”, pues Behenna “se comportó como un prisionero modelo” y su caso “ha atraído un amplio apoyo” tanto dentro como fuera de los círculos militares.

Behenna, de 35 años, fue condenado en 2009 por una corte marcial a 25 años de prisión por el asesinato del prisionero Ali Mansur, cometido un año antes cerca de Baiji, en el norte de Irak.

Sospechoso de pertenecer a Al Qaida y de haber sido autor de un ataque con bomba que mató a dos soldados estadounidenses, el ejército de Estados Unidos arrestó al iraquí a principios de mayo de 2008 y, al no lograr demostrar su participación, ordenó dejarlo en libertad después de diez días de detención.

Behenna, que conocía a las dos víctimas, debía llevarlo de regreso a su aldea con su pelotón, pero decidió interrogarlo en una carretera aislada. El cuerpo desnudo del iraquí fue encontrado al día siguiente acribillado con dos balas y parcialmente quemado.

En su juicio, el teniente Behenna había alegado defensa propia en el caso.

Luego de varias apelaciones, su sentencia fue reducida a 15 años de prisión por la oficina de indultos militares, y finalmente fue puesto en libertad condicional en 2014.

La decisión de Trump provocó polémica. La Asociación de Defensa de los Derechos Civiles (ACLU): “Esta gracia es una validación presidencial de un asesinato que violó el código de justicia militar”, dijo Hina Shamsi, una de sus líderes.

(AFP)


Las Más Vistas