Una ola de calor afecta a gran parte de Europa, con temperaturas que se acercan a los 40 grados

Las autoridades esperan que el fenómeno se intensifiqué a medida que avanza la semana.

En España proyectan termómetros en 42 grados a partir del jueves y las autoridades llaman a la población a tomar precauciones con medidas que incluyen hidratarse bien, cubrirse la cabeza y evitar hacer ejercicio al sol.

Advirtieron también sobre un “riesgo extremo” de incendios en algunas parte de Cataluña, Aragón, Navarra y Extremadura.

En Francia todo el centro y este del país sufre el fenómeno que se inició con 35 grados y declaración de alerta “naranja”, la tercera más fuerte de una escala de cuatro.

En este país, traumatizado por la excepcional ola de calor de 2003 que causó la muerte de 15.000 personas, principalmente ancianos, el presidente Emmanuel Macron tomó la palabra par para asegurar que “todo el gobierno estaba movilizado”.

“Es un fenómeno sin precedentes porque se está produciendo a principios de junio, no lo veíamos desde 1947” explicaron algunos expertos

En Austria, la agencia meteorológica Zamg ha advertido sobre el riesgo de tormentas violentas, con temperaturas que van a subir hasta los 37 °C.

También se han emitido advertencias por riesgos de tormentas en Reino Unido y ni siquiera los países escandinavos escapan al fenómeno

Es probable que partes del sur de Dinamarca y Suecia alcancen los 30 °C a partir del martes.

Los días más calurosos serán el jueves y viernes, según las agencias meteorológicas europeas, y es probable que la alta humedad dificulte aún más las condiciones, especialmente por la noche.


Las Más Vistas