Una serie de incidentes estallaron este sábado en el centro de París

Un millar de activistas de grupos violentos se infiltraron en una manifestación por el clima, las autoridades tuvieron que pedir a los manifestantes que abandonaran la marcha.

El ambiente era tenso en la capital francesa, donde este sábado se llevaron a cabo varias marchas simultáneamente: además de la manifestación por el clima, también tuvo lugar una protesta de los “chalecos amarillos”, que critican la política social y fiscal del Gobierno, y otra contra un proyecto de reforma de las jubilaciones.

A primera hora de la tarde, 137 personas habían sido arrestadas y 174, multadas, en las zonas en las que estaba prohibido manifestarse, según la prefectura de la policía.

En este contexto, los manifestantes de Grenpeace  que convocaron la manifestación por el clima, instaron a los manifestantes a abandonar la marcha, a causa de la violencia.

“No asuman ningún riesgo y abandonen la marcha por el clima. No se están dando las condiciones de una manifestación no violenta”, tuiteó Greenpeace, denunciando el uso de gases “lacrimógenos contra manifestantes no violentos y familias”

En el barrio latino, militantes de extrema izquierda -algunos con la cara tapada- lanzaron objetos contra las fuerzas de seguridad y vandalizaron una sucursal bancaria.

Los gendarmes respondieron con gases lacrimógenos, por lo que parte de los manifestantes tuvo que dar marcha atrás.

Se destrozó  mobiliario urbano y se incendiaron papeleras y contenedores, lo que obligó a los bomberos a intervenir.

En los Campos Elíseos, donde muchos comercios fueron atacados en anteriores protestas de los “chalecos amarillos”, los propietarios protegieron buena parte de las tiendas con tablones de madera.

“Nos tratan como a criminales”, denunció una activista ecologista.

 


Las Más Vistas