Venecia sufre su peor inundación en más de cincuenta años

Las escuelas están cerradas. El agua entra en las casas, en los exclusivos hoteles, y hasta en algunos museos. Arrastra góndolas y lanchas amarradas, y ha hundido a tres vaporetti, los barcos que se utilizan como transporte público.

Venecia se despertó atónita el miércoles tras una “Acqua alta” (marea alta), de excepcional magnitud, que causó importantes daños mientras se anuncian varios episodios del mismo tipo durante los próximos días.

Venecia intentaba recuperar la calma este miércoles tras sufrir la “Acqua alta” más importante desde 1966. La marea subió 187 centímetros la noche del martes, cubriendo buena parte de la Ciudad de los Dogos. Medios italianos informaron de la muerte de un veneciano de 78 años que falleció electrocutado mientras intentaba encender las bombillas eléctricas de su casa inundada.

“Nunca vi algo así en mi vida, y con ese viento aterrador, propio de un huracán, puedo decir que es algo realmente horrible”, dijo Cristina, habitante de Venecia.

El nivel de la marea bajó a 1,10 metros el miércoles por la mañana, pero el Centro de Previsión de las Mareas local anuncia nuevas mareas para la tarde del miércoles hasta el viernes, al ritmo de dos por día. El alcalde, Luigi Brugnaro, solicitó el reconocimiento del estado de catástrofe natural, y estimó daños por cientos de millones de euros.

“No es normal, y creo que es algo que tiene que ver con el cambio climático que tenemos y que todos niegan. Y me temo que irá a peor”, aseguró Gabi Brueckner, una turista alemana.

Varios expertos vinculan las inundaciones con el cambio climático. Para proteger la ciudad de esta calamidad, hay un proyecto que consiste en instalar 78 diques flotantes, para cerrar la laguna en caso de subida del Mar Adriático.

En construcción desde 2003, ha sufrido varios retrasos, debido al aumento de los costos y los defectos encontrados.


Las Más Vistas