Video: una monja dejó en plena calle de Santiago de Chile una valija con el cuerpo de una religiosa; habrían hecho un "pacto", pero se arrepintió

En el interior de la valija encontraron los restos de una mujer de 58 años, que habría fallecido hace más de un año.

El misterio y el desconcierto sacuden la actualidad chilena desde que el pasado lunes apareciera en un barrio del centro de Santiago de Chile el cadáver de una monja en el interior de una valija, en un suceso del que en las últimas horas se conocieron más detalles, incluido un video.

Las primeras informaciones del mismo lunes apuntaban a un posible acto del crimen organizado, pero este miércoles el fiscal Francisco Lanas, de la Fiscalía Metropolitana Oriente, reveló que "estamos ante un caso de inhumación ilegal" fruto al parecer de un pacto entre dos ancianas religiosas que habrían acordado enterrarse juntas.

"El caso de inhumación ilegal también se discurre en el sentido de que efectivamente hay que enterrar a alguien y aquí no tenemos un entierro, tenemos un ocultamiento de este cuerpo. No se configuraría", afirmó.

En ese camino avanzan ahora las investigaciones de la Policía de Investigaciones (PDI) después de que cámaras de seguridad mostraran a una persona vestida con lo que parecía un hábito religioso dejando la maleta sospechosa junto a la calzada, en la calle Las Talaveras, en la comuna de Ñuñoa.

En su interior es donde se encontraron los restos de una mujer de 58 años, que habría fallecido hace más de un año. La hipótesis que se maneja es que la religiosa, de 80 años, escondió el cadáver de su amiga durante un año en una bodega interior de su domicilio, sin sepultarlo ni dar aviso a las autoridades, para luego abandonarlo en plena vía pública tras presumir sospechas.

"Ellas hacen esta especie de pacto de aislarse del mundo, tenían una aspiración de ser como monjas de claustro, de no tener mayor contacto con el exterior (...) hacen esta especie de pacto, en caso de fallecimiento de una u otra, no dar cuenta a la autoridad y cuidarse ellas hasta último momento", detalló el fiscal.

"En el examen externo del cuerpo no hay señales de violencia, ni fractura. Tenemos que descartar completamente lo que se hablaba al principio, que el cuerpo estaba descuartizado, desmembrado. No hay nada de eso el día de hoy. No tiene signos de participación de terceros. Sería preliminar muerte natural", agregó.

En la misma línea, el subprefecto Juan Fonseca, de la Brigada de Homicidios Metropolitana, asegura que “esta persona va al domicilio de esta otra religiosa laica consagrada, como indica ella, y la traslada en esta maleta, y ahí la mantiene por un año en una dependencia”.

Esta habría "entrado en razón" tras la llegada de su hija a la vivienda, por lo que decide deshacerse del cuerpo de su amiga, abundó el oficial.

Tras una serie de allanamiento, pesquisas audiovisuales y entrevistas a presuntos implicados realizados en las últimas horas, la fiscalía optó por ordenar el arresto de la octogenaria y su hija, que han quedado en calidad de imputadas.

EFE


Las Más Vistas