La policía y la Fiscalía de Crimen Organizado analizan los celulares de las personas detenidas por los 460 kilos de cocaína incautados el jueves en Salto

El Ministerio de Defensa afirmó que no pudo derribar la nave –que finalmente se escapó– porque si bien la ley está aprobada, aún no está reglamentada.

Este jueves la Policía Nacional incautó 460 kilos de cocaína en Salto, en el momento exacto en que la estaban descargando de un avión.

Cuatro personas fueron detenidas en ese momento, y tras varios allanamientos luego, otros cinco hombres fueron sometidos a la justicia.

Además de la cocaína se incautaron vehículos y celulares, que ahora son analizados por policía científica para tratar de encontrar pistas, que permitan establecer exactamente de donde venía la droga. Se sospecha de Bolivia.

Las autoridades contaron que el trabajo de inteligencia policial involucró a 60 funcionarios, que durante 25 días esperaron el aterrizaje del avión.

450, 500 kilos. Esa es la capacidad de carga que tiene este tipo de aviones. Se le sacan los asientos y los accesorios, y esa es la carga máxima. A la marihuana se la arroja desde el aire, a la cocaína se la descarga.

Las autoridades indicaron que el armamento de la policía no es suficiente para abatir el vuelo de este tipo de aviones.

La ley de derribos está aprobada pero aún no tiene protocolo.  Está en jurídica del Ministerio de Defensa nacional donde se estudia de qué manera se implementara. Resta establecer cuando se aplicará, es decir, en que momento del operativo, quien la debe ejecutar y con qué arma.

La droga incautada tiene un valor de 4 millones de dólares.

En Uruguay la cocaína está cotizada en 9.500 dólares por kilo, en Europa  vale 50 mil dólares el kilo.

Los investigadores sostienen que la droga estaba de paso en Uruguay y que su destino final era España.


Las Más Vistas