Amazonas en llamas: el impacto mundial de los incendios

En Telemundo repasamos las causas y las consecuencias de este fenómeno.

Estas imágenes están recorrido el mundo y muestran una realidad que, como se ve en el mapa, nos toca de cerca.

Brasil registró entre enero y agosto 71.497 focos de incendio, el mayor número en los últimos siete años. Más de la mitad de esos incendios se reportaron en la Amazonía, la mayor selva tropical del mundo, según datos oficiales divulgados esta semana por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) de Brasil.

El número de focos de fuego en lo que va de este año es en un 83 % superior al del mismo período de 2018.

La mayoría de los incendios se dan en estados de Amazonia, según los datos de ese organismo hasta el 18 de agosto se registraron allí 38.228 focos, el 52 % del total.

El 30 % (21.942) de esos incendios se dan en lo que se conoce como Cerrado la sabana brasileña cerca la Amazonía, y el 10,9 % (7.943) en el Bosque Atlántico, la región boscosa que bordea la mayor parte del litoral del país. El estado más afectado, con 13.641 focos, es el de Mato Grosso, que se extiende por gran parte de la Amazonía.

La extensión de los incendios en la región ha obligado a algunos estados amazónicos, como Amazonas y Acre, a declarar situación de emergencia o alerta ambiental debido a que la humareda multiplica las enfermedades respiratorias y afecta hasta el tránsito aéreo.

Esta semana parte de los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná, así como Sao Paulo,  fueron afectados por la extensión de una intensa humareda procedente de los incendios y que prácticamente acortó el día debido al oscurecimiento prematuro.

Las áreas deforestadas en la Amazonía brasileña aumentaron un 278 % en julio, en comparación con el mismo mes de 2018.  Según datos oficiales divulgados el martes, el espacio totalizó 2.254 km², lo que confirma una tendencia alarmante.

La deforestación es producto en gran parte de una práctica ahora liberalizada con el gobierno de Jair Bolsonaro de limpiar campos mediante la quema para abrir áreas para la agricultura. De hecho los grupos conservacionistas lo responsabilizan directamente por los incendios.

Pero Bolsonaro no tardó en responder y este miércoles acuso a las ONG ecologiastas de ser las responsables de los incendios.

“No lo estoy afirmando, pero puede estar habiendo una acción criminal de esos ‘oenegeros’ para llamar la atención contra mi persona, contra el gobierno de Brasil”, insinuó Bolsonaro.

El mandatario no explicó en qué basaba sus sospechas. Pero aseguró que esas organizaciones, que según él representan intereses extranjeros, “están sintiendo la falta de dinero”, después de que el gobierno les suspendiera recursos.

Telemundo consultó al especialista en temas ambientales Eduardo Gudynas para entender el alcance y las consecuencias de estos incendios. “La dimensión de este problema ecológico es de escala continental. La mitad de las grandes áreas ecológicas del continente están afectadas. La imagen es como de un bombardeo continuado, porque donde hay incendios no queda vida. Es una destrucción total. El retorno de la floresta en condiciones similares a las originales por lo menos tarda 20 años. Es la zona de riqueza ecológica más importante del planeta. Además es una emisión de gases invernaderos a escala masiva. Entonces tenemos pérdida local, afectaciones regionales y afectaciones planetarias”, explicó Gudynas.


Las Más Vistas