Comenzaron las evacuaciones en La Esmeralda; el incendio cruzó un cortafuego de 70 metros de ancho en cuatro puntos

Palomeque dijo que es poco probable que a corto plazo se pueda controlar el incendio.

Hasta ahora hay más de 300 hectáreas quemadas. La Ruta 9 continúa cortada.

Leandro Palomeque, director de Bomberos,  sobrevoló la zona y explicó a Telemundo que el fuego “está en fase de libre propagación, está avanzando significativamente y hay mucho material combustible vegetal para que continúe avanzando”. Además dijo que cuando sobrevolaron la zona observaron que el cortafuegos fue superado y “encontramos que hay mucho terreno fértil para que pueda seguir avanzando sin ningún cortafuegos natural o alguno que se pueda ensanchar”.

El riesgo más grande está dado sobre el balneario La Esmeralda. “Al pasar el cortafuegos, que estaba establecido en la calle y tenía 70 metros de ancho, que nos daba esperanzas de poder parar el avance allí, el fuego avanzó al mismo tiempo en cuatro puntos distintos  y eso hizo imposible el control”, explicó Palomeque, que calificó al fuego como “violento”. Además explicó que ni la dirección del viento ni las altas temperaturas colaboraron con el trabajo de Bomberos.

Palomeque dijo además que hay varias casas que ya fueron destruidas por el fuego, aunque no pueden cuantificar cuántas son. Además expresó su preocupación porque hay dos frentes de fuego, uno que avanza sobre el centro poblado del balneario y otro que avanza en sentido de propagación este, “que de mediar un cambio de viento va a tener mucho terreno fértil para continuar avanzando”. En ese caso, podría triplicarse el área afectado.

Además Palomeque indicó que la zona de tormentas están alejadas y es poco probable que llueva en la zona afectada por el fuego. “Dependemos del trabajo de la maquinaria en tierra para la construcción de un segundo cortafuegos, teniendo en cuenta que el que habíamos llevado adelante centraba todas las esperanzas de frenarlo.

En la zona trabajan dos helicópteros de la Fuerza Aérea, aeronaves de la Policía, 44 efectivos del Ejército, personal de la Intendencia de Rocha, 50 efectivos de Bomberos y siete vehículos. “Debemos prever que esta será una tarea de combate de largo aliento. No podemos alentar esperanzas a corto plazo de controlar el fuego”, sentenció el director de Bomberos.

En Santa Isabel el fuego sí pudo ser extinguido. Tres casas fueron destruidas por el fuego, pero Bomberos logró salvar 35 viviendas que corrían riesgo. “Las tres viviendas estaban enclavada dentro de una masa forestal significativa, construidas en madera y con techo de paja. Era muy difícil poder asistirlas”, explicó Palomeque.

Fernando Traversa, director nacional del Sinae, explicó que están comunicación directa con el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo. Traversa aseguró además que se están desplegando todos los recursos para frenar el fuego.


Las Más Vistas