Daniel Placeres compareció ante la justicia y habló públicamente: “no tengo nada en mis bolsillos, la plata está toda invertida ahí” – Teledoce.com

Daniel Placeres compareció ante la justicia y habló públicamente: “no tengo nada en mis bolsillos, la plata está toda invertida ahí”

El diputado aseguró que "siempre hubo trabajo solidario y voluntario" en Envidrio y recordó cuando se ocupó durante 407 días la fábrica en 1999.

Alrededor de las 13:00 horas de este martes dejó el Juzgado de Crimen Organizado el diputado Daniel Placeres, declaró ante el juez Pablo Benítez y ante el fiscal Luis Pacheco. Este lunes habían declarado tres extrabajadores de Envidrio que explicaron que algunas decisiones eran impuestas y que había trabajadores operativos mientras se llevaba adelante el seguro de paro. A la salida, Placeres explicó que se presentó toda la documentación requerida por la justicia.

El diputado Daniel Placeres declaró por unas dos horas y media en la causa que investiga  los préstamos por 11 millones y medio de dólares del Fondes a  Envidrio y de más de un millón y medio de parte de Inefop.

El caso fue denunciado en 2017 por los legisladores Rodrigo Goñi y Jaime Trobo y por el ex legislador Gonzalo Mujica.  El fiscal pacheco decidió ampliar la investigación luego de que  ex trabajadores denunciaran en el programa Santo y Seña que los presionaron para  trabajar cuando estaban en seguro de paro. Placeres volvió a negar ese hecho.

También dijo que las denuncias tienen intencionalidad política:

Tengo un amor desde hace 30 años con tres hijos en el país que vivo, no tengo nada en mis bolsillos, la plata está toda invertida ahí. Hay cien familias laburando, hay indirectos 200 y hay una industria nacional que si no estuviera ahí, se importaba todo.

La pregunta que hay que hacerse es ¿a quién le está doliendo que esté esa fábrica ahí funcionando? Es una pregunta que hay que hacerse, hay que investigar.

Hay trabajadores de Envidrio que hacen tareas voluntarias, siempre hubo, desde el año 99. Cuando ocupamos 407 días tuvimos el horno prendido seis meses a full, pintamos la fábrica, ordenamos, porque entendíamos que esa fábrica era nuestra.

En vez de analizar la importancia que tuvo este modelo de Envidrio, estamos discutiendo cosas que no le hacen bien al país.


Las Más Vistas