Decía ser comisario y vendía presuntos bonos colaboración para un centro de policías jubilados; descubrieron la estafa y fue condenado

"Incluso llegó a pedir la recarga de una garrafa de 13 kilogramos para la Seccional ya que se habían quedado sin gas”, indica la información policial.

Un hombre de 55 años fue condenado por reiterados delitos de estafa tras hacerse pasar por comisario y vender presuntos bonos de colaboración para ayudar al centro de jubilados de la Policía.

Según informó la Policía de Montevideo, la investigación comenzó tras la denuncia de la dueña de una heladería de Carrasco, quien recibió en el comercio la visita de un hombre que dijo ser el comisario de la Seccional 14°. 

Allí, solicitó colaboración para el Centro Social y Cultural de Jubilados de Tropa de la Policía del Uruguay (CEJUPOL).

“La denunciante manifestó que desde hace aproximadamente 10 años, una vez al mes, el indagado iba hasta la heladería y exigía el monto de $5.000, $2.000 y $1.000, siempre utilizando la misma modalidad”, indica la información policial.

No obstante, “últimamente el indagado llamaba agresivamente extorsionando a los empleados e incluso llegó a pedir la recarga de una garrafa de 13 kilogramos para la Seccional ya que se habían quedado sin gas”.

Tras hacer la denuncia por sospechar de la situación, la denunciante aportó uno de los bonos colaboración que estaba firmado con datos del estafador y así se logró su identificación.

“Se trata de un hombre de 55 años, con un antecedente penal del año 1995 por un delito de estafa y a su vez con cinco indagatorias por estafas de similares características”, indicó la Jefatura de Montevideo, y agregó: “La Policía allanó su domicilio en Timote entre Turubi y Faramiñan, en Nuevo París, donde fue detenido e incautó ocho bonos de colaboración policial pertenecientes a CEJUPOL”.

Analizados los bonos incautados en el allanamiento se pudo determinar que también había otras cinco víctimas de estafa con el mismo modus operandi.

Finalizada la audiencia, la Justicia lo condenó como autor penalmente responsable de reiterados delitos de estafa a la pena de 12 meses de prisión que se sustituyen por libertad a prueba.


Las Más Vistas