El 3 % de los bebés que nacieron en 2017 en el Pereira Rossell fueron separados de sus padres y judicializados – Teledoce.com

El 3 % de los bebés que nacieron en 2017 en el Pereira Rossell fueron separados de sus padres y judicializados

Académicos advierten de consecuencias adversas por no tener una familia que los críe desde su nacimiento.

En 2017 en el Pereira Rossell hubo 179 bebés que fueron judicializados al momento de nacer, porque sus madres no podían criarlos. Esto significa que ocurrió en el 3 % del total de los nacimientos del hospital. En el informe publicado en el archivo de Pediatría de Uruguay, especialistas en pediatría advierten que no disponen de las cifras en el resto de las instituciones, pero reconocen que es una situación “frecuente en todo el país”.

“Debieron esperar un lento y prolongado proceso de judicialización centrado en determinar quién tiene derecho a criarlo”, plantea el informe. Luego, el 8 % fueron dados en adopción y el 70 % entregados a familiares cercanos a la madre, “en general que no tenían planes de criarlo y con escasa relación con la madre”. En el 20 % de los recién nacidos el juez no encontró una familia adoptante y fueron enviados a una institución de amparo.

Durante el largo proceso judicial los bebés esperan en los hospitales. Según plantea el informe “se inicia una sucesión de pérdida de oportunidades que frecuentemente es invisible y más cuando transcurre en un servicio de salud”.

Los académicos advierten que es una situación “intrínsecamente violenta” y que los recién nacidos están “expuestos al altísimo riesgo de deterioro irreversible de su potencialidad de desarrollo y su salud mental como niño y adulto”. No construir vínculos familiares desde su nacimiento “es una forma de maltrato infantil cotidiano”, aseguran.

Los especialistas en pediatría se refieren a conclusiones de un informe de seguimiento a niños huérfanos en Rumania. El mismo reveló una menor prevalencia de autismo, dificultades de aprendizaje, hiperactividad y falta de atención en los niños que fueron adoptados desde el nacimiento.

El informe concluye que en Uruguay los bebés judicializados deberían ser entregados a una familia que los críe inmediatamente después de nacer, para “reducir a cero los tiempos de espera que le imponen las instituciones”.


Las Más Vistas