El hombre que murió en la calle había ido anoche a un refugio del Mides pero le dijeron que no había cupo

Insistió en quedarse hasta que se lo llevó la Policía.

Anoche Gustavo Fabián Castro Mercadal fue al refugio del Mides de la calle Paysandú para poder dormir allí.

Si bien había estado en ese centro el fin de semana, anoche no había lugar. Los 33 cupos estaban ocupados y le dijeron que no podía ingresar. Quiso hacerlo por la fuerza, forcejeó y se golpeó en su cabeza en el intento.

A los pocos minutos la Policía llegó al lugar y se lo llevaron detenido, aunque luego la Justicia decidió su libertad. La libertad significaba volver a la calle en una de las noches más frías del invierno, con sensación térmica de tres grados.

Anduvo hasta que a la medianoche se ubicó debajo de un alero de un comercio en Paysandú y Yi, y se tapó con lo que pudo. Esta noche el dueño de la panadería al llegar al comercio avisó a la policía que había una persona allí.

Le pidió que se corriera del lugar, Gustavo no respondió. Minutos después la Policía Científica hizo las pericias en su cuerpo y el corte que tenía en su cabeza. El informe primario determina muerte por hipotermia: Gustavo murió de frío.

Fernanda Auersperg, directora de Vulnerabilidad del Mides, fue entrevistada en Desayunos Informales, donde relató el caso del hombre y sostuvo que están trabajando en ampliar cupos para refugios:

“Ayer llegó y ya cuando llegó no había cupos disponibles, porque con el tema de la alerta naranja estábamos cupo lleno. Por lo tanto no se le pudo dar la respuesta que nos gustaría haberle dado. Estamos intentando averiguar con el centro cuál fue la situación concreta y qué se le respondió, sí sabemos que él quedó muy enojado e intentó ingresar de todas maneras. Se dio un golpe ahí, intentando ingresar”


Las Más Vistas