El Partido Socialista rechazó las medidas propuestas en la campaña “Vivir sin miedo” de Jorge Larrañaga

Los socialistas señalaron que no hay soluciones mágicas para la inseguridad y que la militarización aumenta la violencia.

El Congreso del Partido Socialista definió este fin de semana la estrategia para los próximos tres años. Un documento emanado de ese Congreso rechaza la campaña Vivir Sin Miedo.

Señala que “militarizar la seguridad urbana produjo en América Latina un aumento de la violencia porque las Fuerzas Armadas no están formadas, ni su objetivo es garantizar la seguridad interna de una nación”.

Además rechaza la “promesa mágica de mayor castigo porque no resuelve los problemas de la seguridad”. Pone como ejemplo que el aumento de penas desde la década del 90 no redujo el delito porque las rapiñas crecieron en un 176 % y la población penitenciaria aumentó un 156 % entre 1990 y 2005.

Propone como alternativa un “enfoque integral, interinstitucional y no centrado exclusivamente en el accionar policial”. Eso sería mejorar las investigaciones policiales, el acceso a la Justicia y el nivel de esclarecimiento de los delitos, y profundizar la proximidad entre la Policía y la ciudadanía a través de la policía comunitaria.

Los socialistas plantean también “ir hacia un sistema penitenciario de nueva generación” con medidas alternativas a la privación de la libertad.


Las Más Vistas