El significado detrás de la suba de tarifas públicas – Teledoce.com

El significado detrás de la suba de tarifas públicas

El Gobierno anunció subas en OSE, UTE, Antel y la provisión de gas.

Con cada 1º de enero llega la actualización de las tarifas públicas. Una medida que toma el Gobierno considerando la evolución de los precios, la inflación y las cuentas fiscales. Esto es muy importante porque el déficit fiscal equivale actualmente al 3,9 % del PBI.

En el anuncio del ajuste de tarifas, el director de la OPP, Álvaro García, dijo que para la decisión pesó mucho el cuidado de la competitividad de las empresas y las dificultades que atraviesan en algunos casos.

Considerando todos esos aspectos, el Gobierno tomó una decisión y comunicó que el martes la tarifa de OSE subirá un 7,8 % (equivalente a la inflación esperada para el cierre de 2018), Antel aumentará un 7 % en promedio y UTE un 5,7 %.

Ancap mantendrá los precios de los combustibles, y el único que subirá es el de la garrafa de gas un 7,8 %.

Vamos a detenernos en Ancap. Mirando números surge la pregunta de si no había margen para bajar los precios de los combustibles.

García, director de la OPP, explicó lo siguiente:

Para este gobierno ha sido fundamental el mantenimiento patrimonial de Ancap y así se realiza. Teniendo en cuenta que el precio del combustible depende del precio internacional de petróleo y tipo de cambio, y teniendo en cuenta su volatilidad, nos pareció lo más adecuado tomar la decisión en este momento.

Vamos a ver entonces qué pasó con el petróleo y con el dólar este año.

Vemos la evolución del precio del Brent, que es el petróleo que compra Uruguay. La volatilidad fue enorme: abrió el año en 67 dólares por barril, en febrero bajó a 62 y repuntó hasta mitad de año tocando los 80, para alcanzar en octubre los 86. Y desde entonces viene en picada. Lo importante es detenernos en el valor promedio para todo el año porque Ancap, para fijar los precios, calculó un barril a 75 dólares y el Brent cerraría por debajo, en unos 66 dólares.

Ahora el dólar. Empezó el año en $28,7 y termina el año en $32,4. Estamos hablando de una suba de 12 % en 2018. Pero otra vez, vemos los promedios anuales: Ancap había previsto un dólar promedio 2018 en $30,5 y cierra un poco más arriba en $30,7.

¿Por qué no se bajan entonces los combustibles? Desde Ancap dijeron a Telemundo que la empresa sigue vigilando sus números, que le tienen que cerrar sí o sí.

El balance de este año será positivo. Y lo mismo se espera para el 2019.

Pero, hay un factor que está presente en cada decisión sobre tarifas públicas, lo mencionábamos al principio: la necesidad de bajar el déficit fiscal. Para ese objetivo, la recaudación por venta de combustibles es fundamental.


Las Más Vistas