El sindicato de trabajadoras domésticas reclamó más respaldo del PIT-CNT para enfrentar las dificultades que atraviesan

Sus autoridades advierten que uno de los aspectos a seguir corrigiendo es la informalidad, cuyo nivel duplica al resto de la economía nacional y alcanza a unas 35 mil personas.

“Todavía hay trabajadoras en negro, todavía hay trabajadoras que las registran en BPS con un sueldo y en realidad ganan más. Eso es ilegal”, dijo Lucía Gándara, presidenta del sindicado de trabajadoras domésticas.

En esos, y otros casos de vulneración de derechos de trabajadores –sean uruguayos o extranjeros, corresponde un reclamo judicial, advierte el sindicato.

Sin embargo, el trabajo de concientización es complejo porque por ejemplo las autoridades sindicales no tienen fueros y no pueden recorrer el país con charlas informativas sin enfrentar el riesgo de perder su empleo.

“A veces nos sentimos respaldadas por el PIT-CNT, pero a veces no. Somos un sindicato chico y de mujeres. Lamentablemente seguimos en una sociedad machista donde hay reivindicaciones a las que se hace oídos sordo. En varias oportunidades hemos ido a hablar y sentimos el vacío del PIT-CNT”, sentenció Gándara.


Las Más Vistas