Embarazo de adolescentes y niñas: problema sanitario esencial para autoridades

De un total de 106.569 mujeres adolescentes de entre 15 y 19 años, 9.773 fueron madres.

El embarazo de adolescentes jóvenes y hasta de niñas en algunos casos es un problema sanitario esencial para las autoridades. Las cifras no cambian a pesar de las políticas.

A continuación, datos de un estudio que hizo la Universidad de la República.

De un total de 106.569 mujeres adolescentes entre 15 y 19 años, 9.773 fueron madres, lo cual representa un 9,2% (7,2% en Montevideo y 10,7% en el interior)

¿Por qué es un problema el embarazo no intencional (no deseado) forzado en niños?

1- Pasaje abrupto de la niñez a la adultez, con una adolescencia ausente
2 – Les fragiliza la vida emocional
3 –  Tienen mayor riesgo de morbimortalidad durante el embarazo, parto y puerperio,
4 – Aumenta la prematurez, bajo peso al nacer y mortalidad perinatal.
71% de las mujeres de 15 a 24 años le hubiera gustado tener el primer hijo más tarde.

Entre las adolescentes de 15 a 19 años de Casavalle y Jardines del Hipódromo es muy elevado el porcentaje de abandono del sistema educativo. El 94,6% de las adolescentes madres abandonó la educación, 2,4% está cursando.

En cuanto a la inserción en el mercado laboral, entre las adolescentes madres de 15 a 19 años, el 82,3% no tiene ni busca empleo, mientras que solo el 17,7% tiene o busca empleo.

La distribución territorial de la maternidad en la adolescencia en Montevideo se corresponde con la distribución socioeconómica de la población en el territorio. Los barrios del cinturón de la ciudad, donde se concentran  los hogares con peores niveles de bienestar alcanzan los mayores porcentajes de adolescentes madres. En Casavalle el 17% de las adolescentes son madres, en Piedras Blancas 13%, en Carrasco es de 0% y en Pocitos es de 0,5%.


En este sentido, la subsecretaria de Salud, Cristina Lustemberg, afirmó:

“Estamos muy preocupados como país con los nacimientos que suceden de niñas menores de 14 años; en nuestro país son 169 nacimientos en este grupo, muy vinculados a lo que se llama una maternidad infantil forzada, producto de abuso sexual y explotación sexual. Es un tema muy complejo de abordar.

A veces son generaciones donde tener un embarazo en la adolescencia es el mismo modelo de generaciones anteriores. De a veces no ver que a través de otros proyectos, vinculados a tener mejor trayectoria educativa, mejor autonomía, mejores posibilidades de inserción laboral; eso es la construcción de ese derecho a decidir sobre su cuerpo, a sus opciones.

Muchas de esas niñas y adolescentes no han tenido posibilidades quizás de elegir o de optar. Estamos identificando cada una de las barreras que impiden el acceso a los servicios de salud”.


Las Más Vistas