Empresarios de fiestas y eventos de Punta del Este están desesperados tras casi cinco meses de inactividad en el rubro

Realizar un protocolo que no ha sido aprobado por las autoridades del gobierno.

Los salones de fiestas en Punta del Este lucen desolados y con el reclamo de los empresarios que dicen ya no aguantar más.

“Las deudas nos están comiendo, son cuatro meses sin entrar un peso y saliendo todos los días plata. Es muy difícil para mucha gente que tiene unipersonal, es difícil para la gente que este es su único sostén familiar”, dijo Fernando Acosta.

En su local, la última fiesta fue el 13 de marzo, día en que se decretaron las primeras medidas. Desde esa fecha el sector está paralizado y las cuentas se sigue pagando.

Para el sector es vital que el gobierno de luz verde para un protocolo que ya está pronto pero falta aprobar.

“Es muy difícil seguir adelante”, expresó Carolina Fein.

Si bien este es un problema que aqueja a todo el sector en todo el país, solo en Maldonado hay más de 200 empresas dedicadas al rubro de organización de fiestas y eventos y se estima que la mitad ya no volverán a funcionar.


Las Más Vistas