A 35 años del “Río de Libertad” con José Rilla: “Importa que los jóvenes hayan tomado una decisión por la acción cívica por lo que tenemos en común” – Teledoce.com

A 35 años del “Río de Libertad” con José Rilla: “Importa que los jóvenes hayan tomado una decisión por la acción cívica por lo que tenemos en común”

El historiador analizó la relevancia de este hecho ocurrido en dictadura y el homenaje que las juventudes partidarias le rindieron.

Este 27 de noviembre de 2018, se cumplen 35 años de “El acto del Obelisco”, el Río de Libertad, que marcó un hito fundamental en la lucha contra la dictadura.

Con ese motivo se está desarrollando a esta hora una concentración convocada por las juventudes de FA, PN, PC y PI, destinada a “respaldar” a la democracia en tiempos en que -dicen ellos- comienzan a aparecer pequeños focos de ciudadanos que la cuestionan. Analizamos estos dos hechos, del pasado y del presente, con el historiador José Rilla.

La importancia de aquel acto

Tuvo enorme relevancia, lo decimos con el diario del lunes. El acto fue un punto culminante de una serie de hitos de resistencia contra la dictadura y restauración de la democracia. El hito mayor fue el plebiscito de 1980 y luego las elecciones internas.

Los dirigentes políticos tomaron la decisión de tomar la palabra ese día.

Al pie del Obelisco, que homenajea a los redactores de la primera Constitución que tuvo nuestro país, la de 1830…

Se eligió esa zona sinuosa, que esconde a la multitud. El lema decía ‘Por un Uruguay democrático sin exclusiones’ que atravesaba todo el estrado. Había dirigentes políticos de primer nivel: tres serían presidentes de la República – Sanguinetti, Batlle y Lacalle- y creo que todos los que fueron vicepresidentes.

La tomó Pepe Plá, y hubo que tomarla de un edificio.

Conmemoraciones

El domingo pasado, en su columna en El País, Juan Martín Posadas (que estuvo entre los organizadores) se preguntó: ¿Por qué todos los años se conmemora el día del golpe de estado (27 de junio de 1973), un hecho sombrío y trágico,  y no se hace lo mismo con el aniversario del Acto del Obelisco, un hecho político positivo, que marcó el camino para el fin de la dictadura y en el que confluyeron todos los sectores pro-democracia junto a una multitud pocas veces vista?

Tenemos cierta tendencia de recordar lo terrible como memoria conjunta. No nos hemos dado la chance de pensar por qué el plebiscito de 1980 no es un hecho de celebración, al igual que este.

Los jóvenes

Esta vez, cuando se cumplen 35 años de aquel acto, y cuando nadie preparaba ninguna conmemoración, toma la iniciativa la Comisión Interpartidaria de Juventudes, una iniciativa nueva que apenas tiene un mes o dos de vida: PN, FA, PC y PI. ¿Cómo la ve?

Me parece formidable. Son muy jóvenes, no lo vivieron, se lo contaron. Que los jóvenes se propongan una conmemoración reflexiva y no acrítica. Me importa que los jóvenes hayan tomado una decisión por la acción cívica por lo que tenemos en común. No es una acción muy común que los jóvenes se lancen la esfera pública desde los partidos. Lo partidario despierta hoy cierta inhibición pero con esto muestran que están aquí.

Lanzan esta convocatoria a concentrarse frente al Palacio Legislativo con dos motivos: conmemoración y de reivindicación. Dicen estar preocupados: dar una señal clara de respaldo a la democracia y un rotundo rechazo a todo hecho, práctica u opinión que se aparte de ella. Comienzan a aparecer pequeños focos de ciudadanos que la cuestionan.

Estos jóvenes se dan cuenta de que una democracia sin partidos es como una tortilla sin huevos. ¡No se puede hacer! Saben también que la discrepancia forma parte de un escenario político que tiene que autorregularse, contenerse. No niegan la división de la opinión, y a la vez quieren resguardar los límites interiores del sistema democrático.

Es un encuentro de gran oportunidad, porque estamos a punto de empezar una campaña electoral donde las cosas empezarán a crispar. Está bien que ese debate se profundice dentro de los límites. Es como una discusión de quienes están en desacuerdo en muchas cosas, pero en dos o tres cosas están de acuerdo.

No es lo mismo movilizar a la gente en los 80 que en el contexto de hoy. ¿Quién se anima a sacar a la gente a la calle?


Las Más Vistas