Julio Bocca: “La puerta no la cerré, no la quiero cerrar” – Teledoce.com

Julio Bocca: “La puerta no la cerré, no la quiero cerrar”

El exdirector del Ballet Nacional del Sodre habló sobre las formas de trabajo, dio un balance de su gestión y sus proyectos futuros.

El bailarín argentino Julio Bocca participó de una entrevista en Telemundo a cargo de Emiliano Cotelo.

En 2017 Julio Bocca terminó su séptimo y último año como director artístico del Ballet Nacional del Sodre (BNS). Esto se debe a que el argentino resolvió en agosto de este año renunciar a su cargo.

“El año que viene empieza otra etapa de mi vida. Es como empezar de cero, en otra dimensión”, consideró.

Balance de la gestión

En cuanto al plazo previsto en su gestión, Bocca admitió no haberse puesto ninguna meta temporal. Sin embargo precisó que “un máximo de diez años es un periodo bueno para un director para crear una compañía con una base sólida”.

Pese a no alcanzar la década de gestión, Bocca resaltó que “en siete años y medio se pudo hacer muchísimo”, porque ahora el Sodre tiene una compañía de nivel internacional, posicionada en el mundo y con un público afín al ballet.

“Creo que se generó una relación con el público muy linda. Que es lo que más rescato de todo”, opinó.

En una función del ballet Cascanueces, Bocca subió al escenario antes de finalizarse la obra y fue ovacionado. Al hacerlo, el exdirector vestía una camiseta celeste para ilustrar su compromiso con Uruguay.

“Soy argentino, pero a Uruguay lo elegí y lo sigo eligiendo”, afirmó.

Terminada su gestión, Bocca reflexionó sobre qué dejó en el Ballet Nacional del Sodre:

“Una de las cosas que me gustó fue el cambio cultural al trabajo, a la forma. Es de las cosas que más me siento orgulloso”.

El entrevistado compartió un agradecimiento que le hizo un integrante del Ballet. “Gracias por ayudarme a saber quién soy”, rezaba el mensaje.

“Lo lindo de esta carrera es que tenemos que trabajar en conjunto, pero cada uno tiene que tener su personalidad, tiene que descubrirse”, consideró.

El bailarín sostuvo que al Ballet Nacional le deja “una identidad, una forma de pensar culturalmente diferente a un trabajo y que se sientan que son el motor de la compañía”.

Entre las metas de su gestión, Bocca planeaba que el BNS estuviera entre los diez mejores del mundo. “Está en el camino”, detalló.

Balance personal

El entrevistado compartió qué enseñanzas le dejó su pasaje por el BNS:

“Me dejó una experiencia muy buena en el sentido de aprendizaje. Aprendí mucho en la relación con el bailarín, y cosas de escenario como luces y piso que no las tenía habitualmente”.

El futuro

Cuando Bocca anunció su renuncia, dijo que se mantendría cerca de la compañía como maestro residente. A esto aclaró:

“Eso cambió, porque está el otro sector en el que veo que no hay un cambio. Y lo otro es porque viene un director nuevo y si sigo ahí voy a tratar de meterme. No es bueno”.

En lugar de esto, el maestro estará trabajando en otras compañías en diferentes partes del mundo, con un enfoque más cercano al alumnado para ayudarlos a mejorar.

Ante un posible regreso a la dirección del ballet uruguayo, Bocca respondió:

“Ojalá pase en un año, pero como sabemos que acá las cosas, a veces, toman un poquito más, me voy a tomar mi tiempo. Quiero desconectarme pero la puerta no la cerré, no la quiero cerrar”.

El bailarín admitió que estará por Uruguay e incluso votará.

La despedida formal de Julio Bocca será este viernes 29 de diciembre en la Fundación Pablo Atchugarry, en la localidad fernandina de Manantiales.


Las Más Vistas