Mario Bergara piensa en el desafío del próximo gobierno: “El problema clave está en el empleo”

El precandidato del Frente Amplio se refirió a los apoyos electorales, la sanción a Raúl Sendic y el rumbo de políticas económicas para el próximo gobierno.

Mario Bergara es uno de los cuatro precandidatos a la Presidencia que tiene el Frente Amplio. Tiene 53 años y se graduó como doctor en Economía en Estados Unidos, en la Universidad de California en Berkeley. En los últimos tres gobiernos ocupó posiciones destacadas en los equipos económicos encabezados por Astori: fue subsecretario y ministro de Economía, y fue presidente del Banco Central en dos períodos, el último de ellos desde 2015 hasta octubre pasado.

En la elección interna del FA compite con Daniel Martínez, Carolina Cosse y Oscar Andrade. ¿Cuál es su perfil?

Perfil independiente, fuertemente seregnista, que refleja lo que está pasando en el Frente Amplio, que pasa por un proceso de renovación. Creo que los precandidatos reflejamos las diferentes sensibilidades que hay.

¿A qué alude por seregnista?

Alude a valores, ética a flor de piel, coraje y visión estratégica.

Apoyos

El FLS, que lidera Astori, no lo apoyó a usted sino a Daniel Martínez. ¿Usted ya no pertenece al FLS?

Sigo teniendo en lo político mucha sintonía con Astori y los compañeros del FLS. Son otras consideraciones que tomaron en cuenta.

Este martes en la sede de su movimiento usted presentó dos incorporaciones provenientes de Asamblea Uruguay…

Son incorporaciones muy importantes. El proceso de renovación implica también barajar y dar de nuevo. Los distintos grupos evalúan las distintas estructuras de liderazgos del FA.

No solo tomaron distancia de sus grupos de pertenencia, sino que muchos renunciaron a sus cargos institucionales, previo a apoyarnos, porque la ética tiene muchas dimensiones y esa es una.

Frente Líber Seregni. A Carolina Cosse sumó recientemente el apoyo del MPP y además la respaldan grupos menores De Frente, Rumbo de Izquierda y el Partido Socialista de los Trabajadores. A Óscar Andrade lo apoyan el Partido Comunista y el PVP. Usted luce con una posición débil en cuanto al respaldo institucional…

No soslayamos la importancia de grupos. Esa independencia da fortaleza, y mucho más cuando tenemos un FA con muchos independientes, con mucha gente que está desencantada. Eso se transforma en fortaleza porque estamos en pleno proceso de renovación.

Sin duda que aludimos a desencantados. Reconocemos que hay razones para el desencanto.

¿Está compitiendo en esta elección interna como un primer paso para terminar siendo el nuevo líder de los sectores astoristas, cuando Astori dé un paso al costado?

Creo que en el FA es muy importante que haya un espacio seregnista, porque le hace bien. Competimos con entusiasmo y optimismo por la candidatura a la Presidencia.

Raúl Sendic

El sábado pasado el Plenario del FA inhabilitó a Raúl Sendic para ser candidato en las elecciones internas, las nacionales y las departamentales. ¿Cómo observó esa decisión? ¿Favorece al FA en la próxima campaña electoral?

Favorece al Frente porque es la instancia de que la ética está en el centro. Creo que era la última chance para que el FA marcara que en temas de ética no barremos bajo la alfombra. La principal razón por la cual el FA debía tomar este tipo de decisiones no era de especulación electoral, sino de reafirmar su identidad de izquierda en el Uruguay que incluye la ética en primer lugar.

Pese a la inhabilitación para ser candidato, Sendic anunció que va a hacer campaña; en particular, va a estar en todos los actos de su sector…

Todos los frenteamplistas tienen derecho a participar, militar y trabajar para un cuarto gobierno del FA. Lo que más pesa es que el FA tomó una resolución clara y nos permite salir más enaltecidos.

¿Qué responde a los sectores productivos que reclaman que hoy Uruguay está muy caro y eso complica la actividad empresarial, en particular la exportadora?

Hay desafíos en el proceso económico, porque hay una economía que se ha enfriado, precios internacionales que han bajado, tasas de interés que están subiendo y una región en estado preocupante en lo macroeconómico y político. Creo que hay desafíos en materia de competitividad, tecnología y productividad.

Política económica

En el capítulo “Desarrollo económico y políticas macroeconómicas” se señala que la actual estrategia económica vinculada a los altos precios internacionales, la inversión extranjera y el ensanchamiento del mercado interno, requiere de cambios para mantener el rumbo de distribución y crecimiento. ¿Qué anuncia en esta materia?

En lo macroeconómico será importante adecuar las cuentas fiscales, para ayudar la competitividad. Hay mercados que están sólidos. El problema clave está en el empleo.

¿Qué le dice a los uruguayos que perdieron el trabajo o están preocupados porque pueden llegar a perderlo?

Es genuina esa preocupación. Durante el gobierno del FA en la década anterior se crearon 300.000 puestos de trabajo y en los últimos años han caído unos 45.000, y 30.000 de ellos en la industria de la construcción por el enfriamiento económico.

Tenemos muchos empleos que van a estar desafiados por la tecnología. Uno de los buques insignia del próximo gobierno tendrá que ser políticas para ayudar a trabajadores a recalificarse y capacitarse para este mundo más tecnológica.


Las Más Vistas