Envidrio desde adentro: la directiva respondió a las acusaciones de trabajo en negro – Teledoce.com

Envidrio desde adentro: la directiva respondió a las acusaciones de trabajo en negro

Telemundo recorrió la planta y conversó con los responsables de la cooperativa.

La planta de Envidrio fue inaugurada en octubre pasado luego de una inversión de 30 millones de dólares, de los cuales 15 fueron destinados a la compra de maquinaria italiana.

El financiamiento de esta planta se hizo a través de varios fondos: 5 millones de dólares del Fondes, 1,5 millones por parte de Inefop y el resto del Bandes.

Hoy la planta está trabajando al 50% de su capacidad y produce 60 mil botellas cada ocho horas, dependiendo del tamaño puede ser más o menos. Esperan que en enero puedan estar funcionando a capacidad colmada, pero eso dependerá de la demanda que tengan.

Telemundo habló con los directivos de la empresa, que niegan tajantemente que haya habido trabajo en negro y aseguran que los ex trabajadores de la empresa que hicieron la denuncia no entendieron cuál era el proyecto. “Cuando hablan de ‘el proyecto’, lo hacen con un convencimiento tal que parece que estuvieran hablando de un dogma o  una religión”, explicó Mariana Rethen, la periodista que hizo la recorrida en la cooperativa.

“No hay camino al medio, estoy en el proyecto o no estoy. Esa es la realidad de lo que vivimos todos los días. ¿Estar en el proyecto qué significa? ¿El donar algo para quién? No para el vecino, ni para el empresario, es para nosotros, que somos un grupo de muchachos -hoy hombres formados hechos y derechos- para apoyar que estoy siga por las generaciones de las generaciones, para los hijos de nuestros hijos”, dijo Osquerman Delías, suplente de la directiva de Envidrio.

“Convivieron ocho años con nosotros, los conocí bien a los tres. Discutí con ellos. Ellos tomaron otro camino, no los voy a juzgar por eso porque uno es grande y sabe lo que hace. Ellos saben muy bien cómo es esto, la tienen muy clara”, dijo José Fontes, de la directiva de Envidrio.

“No sabemos cuál fue el objetivo en sí, quizá hasta un tema político que se les fue de las manos”, agregó Delías.

Los dirigentes creen que hay motivaciones políticas y económicas detrás de estas denuncias. Hablan de que hay empresas que quizá se están sintiendo tocadas porque ellos rompieron los esquemas y lograron montar una planta de última tecnología y hacerla funcionar “fuera del sistema capitalista”.

“No somos una empresa tradicional, que exige renta de capital, no tenemos patrón, no tenemos gerenciamiento costoso. Eso nos hace muy competitivos frente a otras empresas”, dijo Fontes.

Consideran que trabajar ahí no es lo mismo que trabajar en otra fábrica incluso aseguran que están yendo en contra de los vaticinios de que las tecnologías más nuevas quitarán puestos de trabajo. En las líneas de trabajo en las que se necesitaría un operario, ellos ponen dos. De esa forma, pueden trabajar más tranquilos y aprender uno de otro.

Sus clientes hoy son Fábricas Nacionales de Cerveza, Pepsi y algunas bodegas y cervecerías artesanales.

Los dirigentes actuales se refirieron al rol actual de Placeres, que está siendo investigado por el Banco Previsión Social y por la Justicia:

“Tenemos un compañero que nos dio su respaldo, la asamblea lo respaldó. Es un compañero que es el fundador de todo esto. Lo seguimos respaldando hasta el día de hoy porque cuando uno se da de compañero hay que llevarlo muy alto, la palabra ‘compañero’ es muy delicada. Él es presidente honorario, no tiene voz ni voto. Es un compañero que a veces nos asesora, porque es conveniente siempre ver otra opinión de afuera y de adentro”, expresó Delías.


Las Más Vistas