Estas son las historias de mujeres rurales emprendedoras: “Las Hueveras” y “La Tentación”

Iliana da Silva volvió a Tapia para conocer nuevas historias de vida. Por un lado, mujeres que crían gallinas ponedoras y venden huevos y por el otro, mujeres que preparan pastas caseras.

Tapia es un pueblo que está ubicado a unos 60 kilómetros de Montevideo, sobre la Ruta 88.

En la década del 80′ la zona vivía de la remolacha azucarera, después del tomate y ahora son pocos los que aún plantan hortalizas.

Muchas mujeres, jóvenes y adultas mayores, tuvieron que reinventarse porque el campo en muchos casos es su única opción de vida.

Las hueveras desde hace un año crían gallinas ponedoras y venden huevos.

El emprendimiento surgió por un grupo que funciona en el pueblo que se llaman Mujeres en Acción de la Comisión Fomento Agraria de la zona, y cuenta con el apoyo de programas de la OPP, el Ministerio de Ganadería y la comuna canaria.

Se reunían para celebrar cumpleaños, para organizar paseos, loterías, era un grupo de encuentro social hasta que llegó la idea impulsada por un grupo para poder pensar actividades productivas. Esto ya que muchas no tenían trabajo o eran amas de a casa que trabajaban con la familia o jubiladas.

De acuerdo a sus capacidades fueron surgiendo ideas, algunas se concretaron y otras no. Así surgieron Las Julianas, Las Hueveras y las chicas de las pastas La Tentación.

En ambos casos hay proyectos para expandirse y se reivindica a los grupos como lugares de encuentro.


Las Más Vistas