Falleció el exdictador Gregorio Álvarez – Teledoce.com

Falleció el exdictador Gregorio Álvarez

Tenía 91 años y estaba internado en el Hospital Militar en estado grave tras padecer una insuficiencia cardíaca. Su familia quiere que el velatorio y el sepelio sean reservados.

El fallecimiento del presidente de facto Gregorio Álvarez se produjo sobre las tres de la mañana en el Hospital Militar. Allí había sido internado a mediados de diciembre.

Tenía 91 años y había pasado los últimos diez en prisión, en el establecimiento de detención de Domingo Arena junto a otros militares acusados de violación de derechos humanos. Álvarez cumplía una pena de 25 años.

Extraoficialmente se informó sobre la voluntad de la familia de que el velatorio y el sepelio se realicen en un ámbito reservado.

Fue presidente de facto del gobierno cívico-militar entre 1981 y 1984, y jugó un rol fundamental en el golpe militar de 1973 y en la dictadura que le siguió.

Era un coronel de caballería que ascendió a general por concurso en 1971 después de un período de espera porque el Senado se negaba en principio a aceptar su ascenso. En esa época los ascensos eran anuales: uno por selección y otro por concurso, lo que aseguraba la rotación en los mandos máximos de las fuerzas. Permanecían cinco años en funciones pero tras el golpe se extendió a ocho, lo que recién se revocó en 2015.

En 1971 había sido designado jefe del Estado Mayor Conjunto (Esmaco) de las Fuerzas Armadas, de reciente creación, desde donde planificó el golpe como los generales con mando de tropa Esteban Cristi, los hermanos Zubía, Julio César Vadora, y el comandante en Jefe Hugo Chiappe Posse.

El Esmaco bajo su mando cumplió un papel fundamental en el combate y derrota de la guerrilla.

Álvarez provenía de una familia de militares y su hermano el coronel Artigas Álvarez fue abatido por tupamaros en 1972. Álvarez fue uno de los militares que ingresó en el Palacio Legislativo cuando se produjo el golpe de Estado el 27 de junio.

En 1974 asumió como comandante de la división del ejército IV con sede en Lavalleja. Allí pasó una parte de su detención el general Liber Seregni en condiciones particularmente duras.

Cuatro años después, Álvarez era comandante en Jefe del Ejército.

En 1981 sustituyó en la Presidencia a Aparicio Méndez, después de una muy discutida designación dentro de la junta de oficiales generales por las resistencias que generaba dentro de sectores de las propias Fuerzas Armadas.

Fue responsabilizado por sectores políticos y militares en el fallido intento de acuerdo en las negociaciones del Parque Hotel. A raíz de este hecho, fue desplazado por los comandantes en Jefe, en particular del Ejército, Hugo Medina, y pese a ser presidente no participó del Pacto del Club Naval.

Renunció para no tener que entregar la banda presidencial el 12 de febrero de 1985, cediendo al poder al entonces presidente de la Suprema Corte de Justicia, Rafael Addiego.

En octubre de 2009 la Justicia lo condenó a 25 años de prisión por 37 delitos de homicidio muy especialmente agravados en reiteración real.


Las Más Vistas