Gerardo Amarilla defendió a Andrés Lima: “en Uruguay hay una caza de brujas con la espiritualidad de la gente”

Por el contrario, legisladores de varios partidos políticos consideraron que la bendición al intendente de Salto violó la laicidad del Estado por haberse hecho en su despacho.

La diputada salteña Manuela Mutti pidió a la Mesa del Frente Amplio que analice la situación. “Desde la fuerza política que se le llame la atención, se le pidan explicaciones y se le solicite que no vuelva a incurrir en este tipo de acciones”, dijo Mutti.

Para Ope Pasquet la violación de la laicidad es clara y la Junta de Salto debería intervenir. “El intendente puede profesar la religión que él quiera, pero no en su despacho. Para asistir al ceremonias del culto que él elija tiene cualquier punto del país pero no puede utilizar un establecimiento público para ceremonias religiosas”, dijo el legislador colorado.

El diputado Óscar Groba consideró que Lima no estuvo bien en usar su despacho para este acto. “Mi preocupación es que se haya hecho un despacho que es de la gente”, dijo Groba.

El diputado blanco Gerardo Amarilla, que profesa la religión evangélica, consideró que esto no debería generar tanta alarma. “No me parece una cosa tan extraña ni tan compleja. Uno cuando asume en la función pública mantiene sus principios y su fe y si hay una ceremonia privada en su despacho yo creo que no tendría que haber tanta alarma pública. En Uruguay hay una caza de brujas con la espiritualidad de la gente”, sentenció el nacionalista.


Las Más Vistas