Inisa pidió nuevos recursos al Parlamento para conformar la institución

Los hogares nuevos, construidos en la administración anterior, no tienen las condiciones adecuadas y se levantará un nuevo local en el predio de La Tablada.

La institución que atiende a los menores infractores salió de la órbita del INAU para ser un organismo descentralizado. Cuenta con recursos asignados para la construcción de locales y el ingreso de 150 funcionarios para el trato directo con los adolescentes. Para el período cuenta con 600 millones de pesos para obras edilicias que son urgentes porque los centros inaugurados en la administración anterior tienen defectos constructivos y no brindan ningún tipo de seguridad.

“Tenemos estipulado realizar en el predio de La Tablada un centro para entre 180 y 200 personas. Si las otras obras hubieran estado en buen estado, no era necesario”, explicó Eduardo Katz, vicepresidente del Instituto de Inclusión Social Adolescente (Inisa), institución que reemplazó al Sirpa. Los hogares que fueron inaugurados en el período anterior no son adecuados para media y máxima seguridad. “Como no tiene seguridad ninguna cumplirá con el cometido de que se alojen los chicos que salen a trabajar y vuelven solamente a dormir”, agregó.

El propio directorio del Inisa denunció la situación por la mala calidad de las obras nuevas. Desde la oposición también pretenden avanzar para determinar responsabilidades. “Si el propio Estado no hace la denuncia penal, o haremos una comisión investigadora en el Parlamento o denunciaremos directamente nosotros”, dijo el diputado nacionalista Jorge Gandini, quien consideró la situación como “una burla”.

El directorio del Inisa reclama recursos hechas para funcionarios administrativos, alquiler de oficinas, entre otros rubros. Varios legisladores dijeron que buscarán alternativas para reasignar recursos.


Las Más Vistas