Instructora de método de autorrescate para niños respalda legislación de vallado para piscinas: “La gente cree que los niños flotan por naturaleza y eso no es real”

Guadalupe Herraiz influyó en la gestación del proyecto de ley considerado por Lustemberg y Abdala.

El ahogamiento infantil en menores de cinco años es la principal causa de muerte accidental en Uruguay. La instructora aseguró que por cada niño que fallece por esta causa, hay entre cuatro y cinco sufren daños neuronales.

“A partir de los 21 segundos de apnea por inmersión, neuronas básicas de un niño se mueren y son irrecuperables. La gente no lo sabe. No sabe que es una muerte silenciosa, que no van a escuchar nada. La gente cree que los niños flotan por naturaleza y eso no es real. El que no tiene supervivencia acuática va hacia el fondo de la piscina como una piedra”, explicó la instructora de Infant Swimming Resource, Guadalupe Herraiz.

Guadalupe Herraiz es instructora de un método que le enseña a bebés y niños a rescatarse cuando caen al agua. Aseguró que es la última herramienta que tienen los menores para sobrevivir, por lo que resaltó la importancia de la obligatoriedad de que hayan cercos perimetrales en las piscinas.

“Tips para los padres: manejarse con pocos niveles o volúmenes de agua. Se necesita que se manejen en láminas de agua para bebitos y no más allá del grosor del ancho de la pierna. No insistir en exponer a niños a grandes volúmenes de agua. Los niños se divierten más con una manguera que con grandes volúmenes de agua”, señaló Herraiz.


Las Más Vistas