Internos del Inisa podrían enfrentar nuevas causas penales por destrozos ocasionados durante un intento de pelea entre bandas rivales

Así lo afirmó a Telemundo la presidenta del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente.

Los internos de dos módulos del exhogar Ser de la Colonia Berro, todos mayores de edad, podrían enfrentar nuevas causas penales por los destrozos ocasionados durante un intento de pelea entre bandas rivales.

El incidente sucedió la mañana del miércoles, cuando, por una falla de seguridad que aún se investiga, los internos de los módulos 3 y 4, que están separados, casi se encuentran y se enfrentan con puntas y cortes carcelarios.

“No olvidemos que en Uruguay tenemos este problema de bandas o pandillas, como se dice en otros países y, por lo tanto, están enfrentados y están con deudas y rencores que traen de afuera. Es un trabajo a la interna que hay que hacer de mediación y de imprimir una cultura de paz a estas poblaciones juveniles que traen problemas externos y que tienen una pretensión de continuarlos adentro por distintos motivos”, apuntó la presidenta del Inisa, Gabriel Fulco.

La intervención de los funcionarios y servicios de seguridad evitó que se registraran heridos, pero sí hubo grandes daños a la infraestructura, por lo que personal de arquitectura del INAU deberá hacer arreglos.

“Siendo mayores de 18 años ustedes saben que les puede caber el inicio de una nueva causa penal por destrozos a inmuebles públicos, en este caso de la propia institución”, agregó la jerarca.

Fulco hizo estas afirmaciones en el marco de la firma de un convenio entre el Inisa y el municipio CH para generar espacios de inclusión social para los jóvenes privados de libertad.

Como primeras iniciativas, se contratará a los internos del Inisa capacitados en gastronomía para cada evento que organice el municipio CH con servicio gastronómico y se creará un grupo polifuncional que trabajará junto a los funcionarios municipales en el mejoramiento de los espacios públicos.

Ambas acciones generarán entre 30 y 40 cupos donde los adolescentes privados de libertad podrán desempeñar oficios y tener contacto con la comunidad.


Las Más Vistas