Dueña de una cantina que contrató a dos sicarios para que asesinaran a un joven de 25 años fue imputada por el crimen

Como medida cautelar se estableció que la ahora imputada cumpla prisión preventiva por 180 días. 

El 27 de febrero pasado la Policía llegó hasta una casa en Colonia Nicolich (Canelones), donde se encontró con el cuerpo ya sin vida de un hombre de 25 años. El cadáver estaba arriba de una cama y tenía tres impactos de bala, además de heridas de arma blanca.

El asesinado tenía un antecedente penal por rapiña.

La investigación de la Policía permitió dar con la autora intelectual del asesinato, dueña de una cantina, quien se contactó con dos personas para que llevaran adelante el crimen. La mujer de 52 años -en cuyo comercio se venderían drogas, según informó este viernes la Jefatura de Policía de Canelones a través de un comunicado- pagó a los sicarios para que mataran al hombre.

El miércoles de esta semana la Policía detuvo a esta mujer, incautándosele $66.000 y cinco celulares. La Justicia la imputó el jueves por la presunta comisión de un delito de homicidio especialmente agravado por haber sido por precio o promesa remuneratoria, en reiteración real con un delito de comercialización de estupefacientes.

Como medida cautelar se estableció que la ahora imputada cumpla prisión preventiva por 180 días.

Ahora los investigadores tratan de dar con los autores materiales del crimen.


Las Más Vistas