Lacalle ante la Asamblea General: "Quedan 364 días: voy a cumplir con la palabra empeñada de hacerme cargo"

"La pandemia y las demás crisis la coalición las llevó adelante con convicción y de manera ordenada", sostuvo Lacalle Pou.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, brindó este sábado su último discurso de rendición de cuentas ante el Parlamento. El mandatario arribó al Palacio Legislativo sobre las 11 horas, y fue recibido tanto por manifestantes como por militantes del Partido Nacional. Llegaron con él sus dos hijos varones: Luis Alberto y Manuel.

Lacalle Pou comenzó su discurso alrededor de las 11:30 horas. "Nos ha tocado gobernar con cinco partidos políticos", dijo el presidente, y agregó: "Quiero reconocer el trabajo de los legisladores de la coalición". En este punto hizo especial mención a su vicepresidenta, Beatriz Argimón.

La coalición, afirmó, "sigue gobernando con un rumbo claro". "Ninguno de los efectos desastrosos" de la ley de urgente consideración (LUC) se concretó, aseveró.

"La pandemia y las demás crisis la coalición las llevó adelante con convicción y de manera ordenada", sostuvo Lacalle Pou.

Lacalle Pou se remontó a marzo de 2020, cuando se detectaron los primeros casos de coronavirus se registraron en Uruguay. "De haber sido otra la elección (de no ir a cuarentena obligatoria), las consecuencias negativas las seguiríamos viviendo hasta el día de hoy", dijo, y agregó: "El Estado no encerró a la población"

El presidente comentó, por otro lado, que el gobierno a través del Estado "establece el tratamiento distinto según la situación de las personas". "La discusión no es Estado sí, Estado no, la discusión es dónde está el Estado y dónde no está", sumó.

Por otro lado, Lacalle Pou dedicó parte de su alocución a la seguridad pública y dijo que en el caso de los homicidios la tendencia es descendente. "Los números indican una mejora sensible", dijo, y enumeró las últimas cifras de denuncias de delitos en comparación con 2019, último año de administración del Frente Amplio.

De todas maneras, mostró su inconformidad en este terreno. "No estamos conformes, yo no estoy conforme conceptualmente, porque no creo que la violencia y el delito sean una forma aceptada, normal, en la convivencia ciudadana", postuló.

Lacalle Pou este sábado ante la Asamblea General. Crédito: Focouy
Lacalle Pou este sábado ante la Asamblea General. Crédito: Focouy

A su vez, el jefe de Estado hizo hincapié en la necesidad de invertir en tratamientos para personas con adicciones. "No me corresponde meterme en los próximos cinco años, pero la inversión en adicciones debe ser una política de Estado. No hay que dudar en invertir porque estamos salvando vidas", dijo.

El mandatario también hizo referencia a los recursos hídricos y las obras. "Este gobierno se va a ir sin dejar dicho lo que hay que hacer en materia de agua potable, empezando la obra de Arazatí en los próximos tiempos", afirmó.

La educación también estuvo presente en el discurso presidencial. "En la LUC está el germen de la transformación educativa", dijo, y añadió: "Robert Silva y el ministro llevaron adelante la transformación con coraje, voluntad y sabiduría". "La reforma fue discutida con la comunidad educativa", comentó.

"Nos comprometimos a multiplicar los centros María Espínola: por suerte hoy me puedo poner frente a ustedes y decirles que así fue", señaló.

Lacalle Pou compartió en otro tramo de su presentación datos del mercado de trabajo y afirmó que durante su administración se alcanzaron registros históricos. "Hoy podemos decir con tranquilidad que tenemos un récord histórico de empleo: nuestro gobierno recuperó los 50.000 puestos que se perdieron y generó casi 30.000 puestos más", aseveró.

El salario real, dijo el presidente, creció casi 2% en comparación con 2019, y complementó: "Nuestro país es elegido para invertir y para generar trabajo".

Sobre la inserción internacional, en tanto, el mandatario reiteró su intención de mejorarla y, en particular, lograr la flexibilización del Mercosur, algo a lo que se oponen los socios del bloque regional.

"Todos saben que los avances en materia de acuerdos con bloques y otros países no han sido lo que uno hubiera querido, pero tanto va el cántaro a la fuente... el desafío que tiene el Mercosur es abrirse al mundo", manifestó.

"No digo nada nuevo si digo que Brasil y Argentina trancaron, y están en todo su derecho. Nos frenan en avanzar en acuerdo bilaterales por ejemplo con China", comentó.

Asimismo, Lacalle Pou habló de los principales indicadores macroeconómicos y destacó los resultados. "Ha habido baja de impuestos, se cumplen las metas fiscales y tenemos la inflación más baja de los últimos 18 años", expresó.

La reforma de la seguridad social también fue mencionada por el presidente. Dijo que era "urgente" y que "el futuro de las jubilaciones está en juego". "Es importante saber qué se va a hacer con esa reforma que tanto nos costó y que tanto futuro puede asegurar a los uruguayos", dijo.

Sobre el final de su discurso -que duró una hora aproximadamente- Lacalle Pou pidió cuidar la "cohesión social", pero planteó: "En Uruguay nos damos, pero la sangre no llega al río".

“Quiero desearles suerte en el proceso electoral”, dijo. “El 1º de marzo de 2020 dije que nos queríamos hacer cargo. Y abrazamos esa tarea. Quedan 364 días: voy a cumplir con la palabra empeñada de hacerme cargo”, remató.


Las Más Vistas