Larrañaga reunió a sus dirigentes de todo el país para presentar los lineamientos de su campaña electoral

El candidato puso énfasis en seguridad, educación, empleo y descentralización.

“Debemos promover aumento por productividad. Para ello hay que alentar a los trabajadores y a los empresarios a llegar a acuerdos a nivel de empresas. Y el nuevo rumbo tiene que ser el que se pueda empernar a través de los Consejos de Salarios. Consideramos que hay que dar incentivos a las empresas que adopten acuerdos de productividad, que sean viables. En educación comenzará el cambio recuperando el timón. Vamos a recuperar el control de la educación hoy secuestrada por las lógicas corporativas. Volverá a mandar el soberano poder republicano, esa es la gran urgencia nacional. Queremos asumir la tarea histórica de descentralizar el país, no para dividirlo en partecitas sino para hacerlo más grande y pujantes”, sentenció el precandidato nacionalista durante su discurso.

Larrañaga presentó el jingle de campaña y una estética nueva de comunicación, que incluye el “sin miedo”, el nombre de la campaña de recolección de firmas para cambiar normas de seguridad pública.

El senador ya le comunicó a la vicepresidenta Lucía Topolansky que a fin de mes entregará en la Asamblea General las firmas, que la Corte Electoral deberá validas para habilitar el plebiscito el mismo día de las elecciones nacionales, en octubre.

“Yo me comprometo con la seguridad, voy a estar ,como no puede ser de otra forma, relacionado con la seguridad. Y permitanme expresar que lo haré como presidente de todos los uruguayos”, expresó Larrañaga.

En cuanto a su campaña “Vivir sin miedo”, dijo: “se están llevando adelante comisiones en contra de la militarización de las calles. Nosotros los que vamos a militarizar las calles, vamos a bajar con los cañones y las ametralladoras. Pero por favor, no sean estúpidos, respeten la inteligencia de la gente. Resulta que los militares son buenos para misiones de paz, son buenos para poner un puente, son buenos para andar con el agua al pescuezo sacando inundados, los militares son buenos para una custodia de 20 kilómetros en la frontera, son buenos para hacer la custodia perimetral en las cárceles, pero no son buenos para constituir una segunda fuerza en materia de seguridad como hace más de 200 años ya existe en Europa”, afirmó.


Las Más Vistas