Luis Lacalle Pou: “Es una crisis política marcada por la falta de la ética y la responsabilidad y por el engaño”

0

El senador del Partido Nacional dijo que no se comunicará con Raúl Sendic.

Así habló en conferencia el senador Luis Lacalle Pou:

Es una crisis política marcada por la falta de la ética y la responsabilidad y por el engaño. Una crisis política que va a terminar cuando se sustancie y se ponga a votación en la Asamblea General la renuncia del vicepresidente. En la Justicia se está zanjando una investigación que determinará las consecuencias penales y los eventuales delitos durante la administración del vicepresidente, en aquel momento presidente de Ancap.

Un país que siempre se ha jactado por proteger la democracia y enaltecer la actividad política, hoy no nos sentimos orgullosos del sonido que sale de nuestro país hacia el mundo.

Esta crisis era totalmente evitable y lamentablemente hoy es llover sobre mojado. Desde el PN podemos asegurar a la población que sin dejar de ser firmes y sin dejar de denunciar lo que atenta contra la ley, no hemos nacido como partido para poner obstáculos, hemos nacido para construir. Jamás optamos por la destrucción para el bien partidario.

Decidimos dar un mensaje de tranquilidad al Uruguay y al gobierno de que si decide terminar con estos problemas autogenerados, reencausar la política del gobierno nacional, aquí tiene a nuestro partido. Cada día de lo que queda de este gobierno tenemos que utilizarlos por el bien de la gente y no para problemas de índole político.

Cuánto pesa la falta de ética, cuánto pesa la ilegalidad en un gobierno y las consecuencias para la gente. Una vez más con esta tranquilidad, no somos aves rapaces, no somos carroñeros que hacemos leña del árbol caído. Seguimos con firmeza pensando en el destinatario último que son los uruguayos.

No se sostenía más un vicepresidente sin el respaldo de la oposición. En el Senado se le dio la oportunidad de decir la verdad y él la desechó. No fue la única vez que faltó a la verdad. Hoy termina en no contar con el respaldo de casi la totalidad del sistema político, era insostenible.