Más de 800 perros fueron sacrificados en Salto y Artigas para minimizar la posibilidad de que la leishmaniasis vuelva a presentarse en humanos

La niña de cinco años que la semana pasada se conoció como la primera paciente en contraer la enfermedad ya fue dada de alta y no presenta secuelas.

Fumigación de las zonas cercanas a la casa de la niña que contrajo Leishmaniasis en Salto, pesquisa y control de otros casos en la zona y sacrificio de todos los perros que fueron diagnosticados con la enfermedad son las claves del plan de acción que llevará adelante el Ministerio de Salud Pública en coordinación con otros organismos para minimizar las posibilidades de que aparezca otro caso.

Se testearon 12.000 perros en Salto y Artigas los únicos dos departamentos del país donde se ha corroborado la presencia del flebótomo, una especie de mosquita que ha emigrado de Brasil y que es el transmisor de la enfermedad que pasa de perros a humanos. Más de 900 de esos perros se comprobó que eran portadores.

“La población de Salto y la de Bella Unión han respondido de buenas manera, más del 90% de los perros diagnosticados fueron sacrificados pero queremos llegar al 100%. Cuando hay un perro positivo y el dueño no lo quiere sacrificar se deriva a la Justicia”, sentenció el subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian.


Las Más Vistas