“Muy lejos de eso estamos”: defensa de cuatro de los imputados por trata de personas en mina de Artigas niega que se haya configurado este delito

"Nosotros no entendemos cómo el prestigio de determinados empresarios que tienen años puede ser pisado tan fácilmente, ya lo vimos anteriormente en el tema Operación Océano que se llegó a un nivel de destrato con supuestos culpables que después la mayoría no terminó", aseguró uno de los abogados.

La defensa de cuatro de los imputados por trata de personas con fines de explotación laboral en una mina de piedras semipreciosas en Artigas niega que se haya configurado tal delito y aseguró que la empresa actuó ajustada a derecho. Justificaron que el delito de trata es "contra la libertad", y que no hay evidencia de eso.

“Muy lejos de eso estamos”, dijo en entrevista con Telemundo Pablo Barreiro. Según relató a Telemundo, los inversores estimaron pertinente contratar personal del exterior. "Esta gente fue contratada por una situación puntual para trabajar en la cantera, los inversores estimaron pertinente traer gente de afuera, que fuera idónea; se buscó gente que manejara maquinaria, que tuviera conocimientos de minería", explicó.

En la misma línea se expresó el abogado Mario Coll. "Mis clientes me preguntaron si era posible traer personal venezolano por su conocimientos de trabajar en plantas petroleras en Venezuela y que pensaban que podía funcionar, dado que en Artigas hay un clima hostil contra ellos porque son nuevos", señaló.

Siete detenidos por trata de personas para trabajar en una mina de Artigas; hay 28 víctimas identificadas

"Nosotros le dijimos que con todo lo que fuera a derecho lo podían hacer", sostuvo. “Se intentó en Venezuela, por intermedio de una profesional para captar gente allí, con esa finalidad, no era una finalidad de trata”, agregó.

Los denunciantes son venezolanos, que llegaron al país a mediados de enero. El establecimiento está situado a 60 kilómetros de Artigas, para lo cual el traslado desde la mina hasta allí debía coordinarse, comentó Barreiro.

Asimismo, el defensor negó que la documentación de los trabajadores estuviese reservada. "Creemos que no fueron engañados; y bueno, se habrán dados situaciones puntuales, como se dan en todas las empresas”, afirmó.

“Lo evidencial es que en la cantera tenían wifi, aire acondicionado, lugares de residencia para mujeres y para hombres, baños”, detalló. “Ellos hicieron todo lo que es a derecho: contrato de trabajo, prevencionista, buenos lugares para dormir”, acotó, por su parte, el otro abogado.

Coll aseguró que desde el punto de vista empresarial también ven esta sentencia con "suma preocupación". "Son clientes de una trayectoria muy extensa, no en Uruguay, en el mundo, sobre todo uno de ellos", subrayó.

Oferta laboral en Telegram y varias escalas para llegar de Venezuela a Uruguay: así era la maniobra por trata de personas en Artigas

"Hizo una inversión millonaria en este proyecto de cantera y realmente se ve totalmente avasallado, confundido y derrotado en esto al punto que se quiere retirar porque apostó mucho dinero y no entiende cómo puede estar en esta situación", lamentó.

"Nosotros no entendemos cómo el prestigio de determinados empresarios que tienen años puede ser pisado tan fácilmente. Eso es una caso que realmente es lamentable y que ya lo vimos anteriormente en el tema Operación Océano, que se llegó a un nivel de destrato con supuestos culpables que después la mayoría no terminó", cerró.

 

 

 


Las Más Vistas