“¿Se está forzando la legalidad para imponer un aumento de sueldo?”

El presidente José Mujica rechazó las medidas adoptadas por los judiciales y pidió cordura a la cabeza de la Justicia.

Foto: Agustín Fernández Gabard

Esto es parte de lo que dijo el mandatario en su audición radial en M24:

“Hoy tenemos no un conflicto laboral, si lo fuera, tendría que dirimirse en el Ministerio de Trabajo. Lo que está pasando en los hechos es que existe reiteradamente un avasallamiento de las decisiones del cuerpo legislativo. Se ha dicho con enorme liviandad, tal vez sin conocer a fondo la redacción, que hubo inicialmente un error en el mensaje del Poder Ejecutivo colocado a consideración hace años en el cuerpo Legislativo con una intención: equiparar el ingreso de los ministros de Estado, en todo caso 13, al mismo ingreso que tienen los senadores de la República.

¿Qué tenemos que pensar? ¿Qué se está forzando la legalidad para imponer un aumento de sueldo? ¿Será así? ¿Tenemos que pensar que es posible ser juez y parte en una cuestión sustantiva que esto es en nombre de la legalidad y se puede pensar que eso es ético? ¿Quiénes son los funcionarios de este país que son capaces de decidir por sí mismos los aumentos que le corresponden? ¿Es posible dejar de funcionar nada menos que un poder del Estado, dejarlo desde el punto de vista práctico inoperante? ¿Es posible insultar con grosería al Parlamento como aconteció la otra tarde? ¿Es posible esa pérdida de falta de respeto nada más ni nada menos por aquellos que tienen la responsabilidad de ejercer y de monitorear las acciones jurídicas de este país?.

¿Será posible que por un ingreso que se considera legalmente necesario se pueda llegar a tomar medidas de este tipo de paralizar un poder del Estado?¿Qué le pasaría a este país si el Poder Ejecutivo asumiera una actitud de ese tipo y no firmara ni un papel, ni una orden, ni nada?“.

Entiendo que se pueden esgrimir multitud de razones, pero moralmente, ¿se puede perjudicar a tanta gente por una causa económica? ¿De gente que no está pasando hambre, de gente que gana y vive bien, que no tiene urgencias para comer esta noche o mañana?.

“Yo creo que hemos ido demasiado lejos, estoy pidiendo por favor por las necesidades de la gente, un compás de recapacitación, estoy pidiendo un poco de prudencia, estoy pidiéndole a la cabeza de la Justicia cordura. No se puede incurrir en lastimar a tanta gente que está necesitando las decisiones de la justicia. No podemos atropellar así al cuerpo legislativo. Tenemos que darnos cuenta, todos, poder Ejecutivo y Judicial, que en definitiva, la convivencia significa mutuo respeto”.

Las Más Vistas