Volvió a abrir la peluquería Amor Mío: “lo que más necesitamos es volver a la normalidad”

La dueña de la peluquería explicó que quieren volver a la rutina para que el momento se transforme en un recuerdo rápidamente.

“El mensaje que queremos enviar es que estamos acá, que estamos vivos, que tuvimos la fortaleza física y espiritual para poder salir adelante”, comienza diciendo Mónica Fernández, la dueña de la peluquería en la que este jueves la ex pareja de una de las empleadas se atrincheró dentro y amenazó de muerte durante más de cuatro horas a catorce personas.

Fernández asegura que la energía del lugar los sostuvo a todos durante esas  horas de tanta violencia: “La energía de Amor Mío, que es un espacio sagrado para nosotros, nos sostuvo a todos y que logramos que la mala energía, la violencia y todo lo que trajo esta persona transmutara y terminara bien”.

La dueña del local pidió a los clientes que sigan yendo. “Les pedimos que nos apoyen todo lo que puedan porque acá somos muchas familias las que vivimos de este espacio. Necesitamos que vengan, esto es mi vida”, dijo quebrada.

Sobre el estado de los empleados que estaban allí durante la toma de rehenes, relató: “Hay gente que está muy quebrada, que no tiene ganas de estar pero no se quieren ir, hay gente que todavía no cae. Estamos evidentemente muy movilizados. Necesitamos trabajar para entretenernos y volver a la rutina. Para que esto no deje de ser un recuerdo”.

Fernández contó que en la mañana de este sábado, día que volvieron a abrir las puertas, un terapeuta corporal y energético estuvo enseñándolos ejercicios “para conectar con la tierra, para valorar que estamos vivos”. También la Unidad de Víctimas de la Fiscalía se puso a las órdenes. Asegura que son incontables los llamados y mensajes que recibió de gente cercana que quiere ayudarlos.

“Lo que más necesitamos es volver a la normalidad, que vuelva nuestra alegría, lo que somos siempre”, sentenció. Esta mañana abrieron pensando en volver a la rutina y “las primeras clientas llegaron repartiendo abrazos”, contó Fernández.

Según el relato de la dueña de la peluquería, el joven terminó sentado en el piso pidiéndoles perdón


Las Más Vistas