Así fue la investigación del secuestro de Milvana Salomone – Teledoce.com

Así fue la investigación del secuestro de Milvana Salomone

A fines de mayo, habría habido una llamada que cambió el curso de la búsqueda y la destrabó.

Rapiña con posible resultado de muerte. Esa fue la primera hipótesis que manejó la Policía cuando Milvana Salomone desapareció en su viaje de Florida hacia Montevideo. Algunos videntes que colaboraban con la investigación dieron indicios de que había un cuerpo en la zona del Cerro y equipos policiales la rastrearon con perros en su búsqueda. Sin embargo, todo cambió a fines de mayo.

Si bien es cierto lo que afirman las autoridades de que ningún recluso consultado dio información que permitiera avanzar en el proceso, sí hubo una llamada que fue clave. Alguien desde fuera llamó a un presidiario para pedirle consejos en cómo desarrollar un secuestro; la Policía detectó coincidencias con el caso Milvana y se dirigió a esa pista.

Poco después comenzaron los contactos de los secuestradores con la familia Salomone. El 30 de mayo hubo una primera carta de puño y letra de la mujer, y más tarde aparecieron otras tres. Mientras la familia discutía el rescate a pagar, el cuerpo policial fue identificando  a todos los integrantes de la banda criminal y sus vehículos y a sacar conclusiones sobre los hechos. Se supo que Milvana fue interceptada en la puerta de su casa; los delincuentes la llevaron a la casa en la que quedó recluida y luego se fueron en su camioneta y otro auto negro, los que se veían en imágenes de cámaras de seguridad filtrados anteriormente. También se descubrió en qué estación compraron la nafta con que prendieron fuego a la camioneta de la ginecóloga.

Finalmente, la familia publicó un aviso en el Gallito en que daban un celular de contacto para coordinar el lugar en que intercambiar el rescate. Lo hicieron en el Molino de Pérez, en donde un hombre en moto se llevó el bolso que arrojó la familia. La liberación estaba prometida para el fin de semana, pero fue el martes en la zona de Canelón Chico.

Cuando la Policía supo que Milvana estaba bien, se desplegó una serie de efectivos en moto vestidos de particular en zonas de ingreso a Montevideo. Cerca del Cementerio Norte, uno de ellos vio al vehículo que había liberado a la doctora y le hizo señas para que se detuviera. Desde el auto empezaron a disparar y luego fugaron a pie. Dentro del auto se encontraron los elementos que confirmaban su relación con el caso Salomone.

Ya se tenía a todos identificados y dónde vivían. Cuatro horas más tarde, ya los habían capturado a todos.


Las Más Vistas