Comisión investigadora determinó que el piloto de la estancia La Rábida cometió errores en el vuelo

2

El informe señala que el vuelo se realizó en una zona no permitida.

Para realizar el informe preliminar se tiene en cuenta el factor humano, el medioambiental, el material y el de seguridad operacional.

En este caso, Fernando Cáceres, el director de la CIAIA, indicó al portal Ecos que el piloto cometió un error, pero no se puede decir todavía que fue imprudente.

“En el 80 % de lo que son los accidentes el factor humano tiene un rol preponderante, un factor contribuyente, sea por la impericia o negligencia que pudo haber ocurrido”, dijo.

En cuanto a la seguridad, el piloto utilizó un espacio no habilitado y eso pudo observarse en los videos grabados por los asistentes a la reunión. Una playa solo podría ser un lugar de despegue de un avión en situaciones de emergencia.

“Hay factores que son determinantes y hay cosas que están claras en el sentido que la operación no es habitual ni permitida. El código aeronáutico establece cuáles son los lugares habilitados”, explicó Fernando Cáceres.

Dentro de los factores externos, en la primera investigación surgió que el viento pudo haber afectado  al vuelo.

“Hay algunos factores que a primera vista se nota que no fueron contribuyentes como el factor meteorológico. Estamos haciendo el estudio de los vientos de la zona. Al ser una aeronave pequeña, tiene gran incidencia”, detalló Cáceres.

Los informes de la Comisión Investigadora de Accidentes no tienen ningún carácter punitivo, pero sirven para estudiarlos y tomar esos casos como experiencia para evitar nuevos errores.

Además, la Justicia podrá utilizar esta pesquisa como insumo para su investigación sobre el siniestro ocurrido en San José.