En el Chuy desde diciembre de 2016 comenzaron a verse ejecuciones que responden a la lógica del ajuste de cuentas – Teledoce.com

En el Chuy desde diciembre de 2016 comenzaron a verse ejecuciones que responden a la lógica del ajuste de cuentas

Los vecinos se movilizaron por la ola de homicidios.

Desde el Ministerio del Interior se sostiene que el crecimiento de los homicidios se explica en gran parte por actos de violencia entre delincuentes, conocidos como ajustes de cuentas. El ministro Bonomi dijo la semana pasada en Telemundo que de los 70 homicidios registrados en enero y febrero,  el 47 % fueron por enfrentamientos entre criminales.

La situación no es distinta en la frontera con Brasil. En el Chuy, desde diciembre de 2016 comenzaron a verse ejecuciones que responden a la lógica del ajuste de cuentas. Hasta ahora han sido 21. Estos han sido los últimos casos: el 19 de octubre de 2017 un joven uruguayo de 22 años identificado como Anderson García Jara fue interceptado por dos personas en una moto del lado brasileño.

Sin mediar palabra le efectuaron al menos tres disparos con un arma 9 milímetros. El joven murió de forma casi inmediata en el lugar. Según informó el diario Tiempo de Noticias, el fallecido era sospechoso de cometer ilícitos en el lado brasileño, por lo que era investigado por la Policía de ese país. Ése fue  el decimosegundo homicidio en la frontera Uruguay-Brasil desde diciembre 2016. Todos los casos quedaron sin aclarar y fueron catalogados como ajustes de cuentas.

El 13 enero de este año sobre las 20:40, un comerciante de 41 años fue ejecutado de al menos cinco disparos. El hecho ocurrió del lado brasileño, en avenida Uruguai, casi sobre la línea divisoria. Un hombre que se trasladaba en moto le disparó sin mediar palabra. La Policía brasileña cree que se trata de un ajuste de cuentas.

Pocas horas después hubo otro intento de homicidio. David de los Santos de 32 años circulaba en su camioneta rumbo a su casa cuando dos hombres en moto se le cruzaron delante y comenzaron a disparar. Fueron 5 tiros, uno de ellos alcanzó a la víctima en la cabeza. El hombre a pesar de las heridas logró bajarse del vehículo y caminó hasta su casa en donde pudo pedirle ayuda a un vecino.

El 16 de enero a media tarde en el barrio Samuel Priliac Anthony Cigales, conocido como “El Pantera”, discutió con una persona y poco después fue asesinado con disparos de una pistola 9 milímetros. Tenía varios antecedentes penales. El 29 de enero vecinos del barrio Toquinho encontraron un cuerpo calcinado en un descampado. Se trataba de un hombre de unos 30 años que tenía además varios disparos en la cabeza.El fallecido trabajaba encerando camiones en la zona.

Además de los homicidios hubo 4 intentos de ejecuciones similares. Uno de ellos fue contra una funcionaria del Ministerio del Interior. Le dispararon a la cabeza y la mujer se recupera pero aun con secuelas del ataque.

El móvil de Celso Cuadro desde el lugar de la movilización