Habló la jueza del caso Lola: “hay pruebas de que hubo más de un agresor” – Teledoce.com

Habló la jueza del caso Lola: “hay pruebas de que hubo más de un agresor”

Rosana Ortega explicó que Lola recibió un golpe de puño en la cabeza y el procesado dio detalles claros al respecto y que los expertos descartan que el móvil de su asesinato fuera sexual o por hurto.

Se han dado a conocer los fundamentos del procesamiento del “el Cachila, ¿cuáles son las principales características?

Los fundamentos se basan en el cotejo de la prueba recabada a lo largo de estos años: informes criminalísticas, informes de Policía Científica, informes de médicos forenses y juntas de peritos.  Se pudieron extraer conclusiones que de forma primeria permiten computar el delito en carácter de coautor.

¿Cuánto hace que tomó este caso?

Yo estoy en Rocha hace tres meses.

¿Qué fue lo que cambió en los últimos tres meses que llevaran a estas determinaciones?

Se realizó una prueba semiológica, con un testigo y con el indagado que posteriormente resultó procesado. A si mismo se tomaron declaraciones a otra persona, se incautó el teléfono celular, que está para periciar. Se examinaron profusamente todas las actuaciones donde pudo verificarse que efectivamente el encausado había dado datos concretos sobre circunstancias de tiempo, de lugar, detalles. Dijo que la chica había guardado sus chinelas color claro dentro de la mochila.  Lo cierto es que cuando vemos el relevamiento fotográfico se encuentra en la primer secuencia de la fotografía la mochila cerrada y en la segunda secuencia el policía abrió la mochila y extrae las pertenencias, de donde surgen un par de ojotas de color claro.  El encausado ya había dicho que llevaba esas ojotas, manifiesta que estuvo con ella sentado bajo los árboles en una zona de pasto, que es una especie de cueva natural. Lo describe del mismo modo que lo hace Policía Científica Un dato que no es menor que él dice que Lola se sentía mal y él le sugirió que tomara agua porque llevaba una botella en la mano. Eso es coincidente con el relato de la madrina, que dijo que tenían botellas de agua sin gas para llevar a la playa.  En ese momento el encausado dice que la chica se siente mal, cae de rodillas y se golpea en el costado izquierdo. La autopsia revela precisamente que tenía un golpe en el costado izquierdo, solo que no fue causada por un desmayo, sino que se le había propinado un contundente golpe de puño. Eso determinó esa lesión que sí fue certificada por médico forense y que no obedece a un simple desmayo o una persona que cae. El hecho de que haya caído de rodillas es explicado posteriormente por el Dr. Berro por la dirección con la corría la sangre desde el cuello a la pierna, lo que establece que la víctima efectivamente se encontraría arrodillada. Esas son algunas de las circunstancias. Prefiero remitirme al fallo que fue enviado a la dirección de prensa de la Suprema Corte de Justicia. Tengo entendido que lo van a difundir a los medios.

¿Por qué usted decidió procesar a este hombre por una coautoría de homicidio simple agravado con alevosía y no por coautoría de un homicidio especialmente agravado como pidió la Fiscalía?

Hay una cosa que es importante aclarar. Esto es un auto de procesamiento y es una sentencia interlocutoria que puede modificar la carátula en cualquier momento porque no es definitiva. Si se encuentran elementos para computar el homicidio muy especialmente agravado que solicita Fiscalía, se puede cambiar perfectamente.

En forma primaria lo que surge del informe de un reconocido legista,  El Dr. Guido Berro descarta el móvil sexual o por hurto, que es en definitiva lo que establece el artículo 312 en el numeral citado por Fiscalía, que es el hecho de cometer el homicidio para cometer otro delito. No está claro el móvil, están claras otras circunstancias. Es un homicidio simple el que yo entiendo que se ha configurado y donde debe computarse la agravante de alevosía por la situación de indefensión particulares en que se encontraba la víctima, el entorno agreste, el impedimento de poder defenderse adecuadamente, todo lo cual fue aprovechado por los perpetradores. Hay pruebas de que fue más de un agresor y a eso me remito también a los informes forenses.

Para usted está claro que fue más de uno, ¿cree que no fue él que le dio muerte a Lola?

No es lo que crea yo, me baso en los informes periciales que establecen la existencia de más de un interviniente en el hecho. Eso lo revela la escena del crimen.

Quien mató a Lola sigue sin respuesta. ¿Cuáles son los caminos ahora para buscar a las otras personas que participaron del hecho?

Hay que seguir con la línea investigativa. En el auto de procesamiento, uno de los numerales indica proseguir la investigación en relación a determinados puntos. No me puedo explayar porque no quiero desfavorecer el proceso.

¿Qué tipo de actitud ha asumido ante usted el presunto responsable? ¿Considera que él colaboraría para alcanzar un juicio abreviado?

Eso no lo sé, queda en el ámbito de la defensora pública que lo está asistiendo y del fiscal de la causa. De acuerdo al mínimo del tipo penal por el que fue procesado, es posible arribar a un acuerdo para proseguir a un juicio abreviado, pero para eso tiene que existir una voluntad muy clara por parte del encausado.

El comportamiento de él no fue incorrecto respecto a mí persona como juez o al resto de los actores presentes en la audiencia. En cuanto a la personalidad de él hay un capítulo especial dentro del auto de procesamiento donde se hacen referencia a las características y perfil psicológico y psiquiátrico de él.

¿Tuvo contacto con los padres de Lola?

La familia Chomnalez Belmonte por lo que tengo entendido se comunicó directamente con el fiscal de la causa y tuvo una entrevista con él.

 

El informe del auto de procesamiento completo haciendo clic aquí

 


Las Más Vistas